Cinco árboles milenarios en el mundo

Por el 8 octubre, 2014

Muchos amantes de la historia centran sus visitas en los monumentos, museos y edificios o conjuntos arquitectónicos que nos remontan a otras épocas mucho más antiguas.

Sin embargo, cada vez más hay un tipo de turista que prefiere también un contacto directo con la naturaleza. Los amantes de los bosques y de las plantas han encontrado muchas veces ejemplares únicos en sus viajes que han sido testigos de cómo la vida y la historia ha ido cambiando delante de sus troncos.

Hablamos de árboles milenarios, que aún hoy siguen en pie después del paso del tiempo, que muchos de ellos siguen brotando año tras año y que son un legado único que cada día más, se protege desde los gobiernos como una forma más de patrimonio, en este caso, natural.

Cinco árboles milenarios que aún siguen en pie

Cuando somos conscientes de que cuando hablamos de árboles milenarios, lo hacemos de raíces que llevan asentadas en nuestro planeta más de 5000 años, algo cambia a la hora de mirarlos.

Para conocer el árbol más antiguo del mundo, basta con viajar hasta la provincia de Dalarna, en Suecia, para contemplar una Picea Solitaria de Noruega. Para los que no estamos familiarizados con los términos botánicos, basta con imaginarnos un abeto típico de navidad de unos 900 metros de altura después de que sus raíces hayan recorrido más de 9500 años en nuestro suelo.

Muy de cerca le siguen los Pinos de Huon, de la isla australiana de Tasmania, de los que los expertos están acercándose a los 10000 años a la hora de datarlos. Pasear entre ellos se convierte en una experiencia única no sólo por la belleza del entorno, sino también por la conciencia de saber el tiempo que llevan en pie esos ejemplares.

En California, ya en Estados Unidos, encontrarás uno de los árboles más famosos del mundo por ser uno de los más grandes o voluminosos del planeta. Se trata del llamado General Sherman, una sequoia de más de 80 metros y que ha sido testigo de los acontecimientos de esta zona americana desde hace más de 3500 años.

De vuelta a Europa, uno de los árboles que más miradas atraen por su belleza, singularidad y antigüedad es el Tejo de Bermiego, situado en la Sierra del Álamo en Asturias. De él se cuenta que ha sido el lugar de reunión de muchos vecinos y que sus más de 2000 años atesoran en su retina numerosos cambios en esta zona. Lo cierto es que es uno de los mejor conservados del Viejo Continente, con lo que eso conlleva en lo que a turismo respecta.

Ya en Japón, queremos adentrarnos en un bosque con niebla, donde se encuentra la conífera más grande del país. A este respecto, aunque los anillos de su tronco lo remontan a hace 2000 años, lo cierto es que los expertos en la materia están intentando descubrir si sus raíces datan, como parece, de hace 7000 años. Si quieres viajar hasta allí y verlo con tus propios ojos, tendrás que llegar a la Isla de Yakushima.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la pregunta de seguridad: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies