La reinvención de Varsovia

Por el 9 junio, 2013
varsovia - travelgenio

Varsovia fue el segundo destino de nuestro periplo con airberlin en su “Around the world”.

Amanecimos en el hotel Intercontinental Warszawa, dándonos un chapuzón en la piscina que tienen en la planta 42 y desde las que las vistas de la capital polaca y, en especial del Palacio de la Cultura y de las Ciencias. Empezar el día así, desde luego que hace que mejore cualquier madrugón.

Después de un rápido desayuno, Beata, nuestra guía, ya estaba lista para llevarnos a descubrir los secretos de una ciudad que acabó totalmente desolada y derruida durante la II Guerra Mundial.

Nos fuimos directos al Gueto Judío, donde más de 400.000 personas fueron recluidas con muros de ladrillo de 3 metros durante la represión nazi en 1940.

Para hacerse una idea de lo que allí sucedió sólo hay que tirar de cifras: antes de 1942 y las deportaciones a los campos de exterminio, ya habían muerto más de 100.000 personas por las condiciones de vida en el interior del gueto.

El Levantamiento tuvo lugar en 1943, cuando los poco más de 50.000 judíos que quedaban se rebelaron contra los nazis a pesar de saber de antemano que la batalla estaba perdida.

De ahí el siguiente monumento, el Monumento a los héroes del gueto, una torre gris llena de simbolismo situada en el norte del barrio de Pawiak.

De ahí a otro monumento también al hilo de esta trágica historia, en Krasins Square: el monumento al Levantamiento de Varsovia, donde los combatientes polacos emergen bajo los escombros de su ciudad mientras otros tratan de huir por la red de alcantarillado.

A partir de aquí, el paseo fue a pie, hasta llegar a la casa museo de Maria Sklodowska, conocida como Marie Curie. En su fachada hay un dibujo que define su importancia en el mundo de la química gracias a su descubrimiento de los elementos químicos del radio y el polonio.

Entramos al caso viejo a través de la torre defensiva de Barbacana, una de las puertas de la antigua Varsovia para desembocar en la maravillosa Plaza Mayor de la ciudad, presidida por el símbolo de la ciudad, la Sirena. Si hay algo destacable en esta plaza, aparte de la belleza de sus edificios, son las tiendas y terrazas que llenan la plaza y le dan vida. Cerca está la Catedral de San Juan, la más antigua de Varsovia construida en el siglo XV, arrasada durante la II Guerra Mundial y remodelada posteriormente. En Polonia la práctica totalidad de la población es cristiana.

La visita al centro terminó a los pies del Castillo Real, de ladrillo rojo, que vivió su mayor esplandor en el siglo XVII, que es visitable y tras la reconstrucción tras la guerra, ha conservado la esencia barroca con la que vivió su mejor época.

Nos recogió el autobús para llegar al parque Lazienki, donde disfrutamos de un maravilloso concierto de piano al aire libre al son de las obras más insignes de Chopin. Tras este pequeño relax, llegó la hora de comer, sin salir del propio parque, en el restaurante Belvedere, un edificio acristalado donde degustamos jabalí y salmón mientras fuera caía una de las tormentas típicas de esta zona, como nos explicaba Beata, que tan pronto vienen, se van.

Finalmente, nuestra aventura en este segundo destino de airberlin había terminado y nos fuimos al aeropuerto para coger el vuelo que nos llevaría a Berlín, con algo de retraso, para coger el vuelo enlace al último destino de nuestro viaje: Abu Dhabi.

Un comentario

  1. Pingback: Entrevista a Fer Palarea y Vero Ruiz - Upitravel

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la pregunta de seguridad: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies