Los escenarios de Spectre: 007 vuelve con fuerza

Por el 18 septiembre, 2015

Si hay una saga que siempre ha destacado por las imágenes de sus exteriores, donde se desarrollan, además, escenas de acción que acaban traspasando el tiempo y las pantallas. Cualquier película de 007 es taquillazo seguro, y más hoy en día donde las películas de acción casi todas pasan por superhéroes. La historia, basada en la propia trama que se desarrolló tras la publicación de Thunderball en 1961, lleva a uno de los agentes más famosos hacia algunas cuentas pendientes con el pasado.

Pero, ¿dónde rodar la película Spectre? Se supone que la nueva cinta ha querido seguir la tradición de Goldeneye (1995) y de ahí que haya recurrido a una ciudad donde todos los ingredientes se pueden dar: Ciudad de México.

El día de los muertos en Ciudad de México, punto de arranque

Puede que suene realmente a película de miedo, pero la celebración del Día de Difuntos en México es todo un espectáculo digno de ser rodado. Eso debió pensar la directora, porque ahí arranca el nuevo escenario de James Bond.

El día 2 de noviembre México viste de fiesta, pero no una cualquiera, sino una en la que se rinde tributo al mundo de los fallecidos. Las calles de visten de colores, los cementerios se llenan de flores y era el mejor lugar para rememorar, además, otras escenas parecidas de otras entregas como Moonraker o Thunderball. De hecho, será este día de difuntos cinematográfico el encuentro entre Bond y Sciarra, uno de los sicarios de Spectre. El comienzo no puede ser mejor.

Lo cierto es que este país ya forma parte de la propia historia del agente secreto más importante del planeta.

Pero no será el único escenario que se podrá ver en la película, ya que Roma será también la protagonista de alguna de las escenas, entre las que podríamos destacar el encuentro entre Craig y Bellucci durante el funeral de Sciarra.

Sin embargo, quizá el que más luce no se encuentra ni en México ni en la recurrente Italia, sino en una localidad austriaca, Sölden, que alberga algunas de las pistas de esquí más famosas de todo el Viejo Continente.  Los paisajes de esa zona tirolesa, localizada en la provincia de Salzburgo, es de las más impactantes que podrás ver en toda la película precisamente por la belleza de la naturaleza: lagos congelados, montañas nevadas, el famoso Lago Altaussee.

Pero no sólo son tres los países donde se ha rodado, sino que se suma un cuarto: Marruecos. De allí sacaremos en claro varios escenarios de algunas de las ciudades más emergentes a nivel turístico:  Erfourd, Oujda y la ya conocida Tánger.

En definitiva, si ya de por sí merece la pena acudir a ver cómo el agente británico sigue cosechando éxitos pese a las dificultades, más aún si los escenarios en los que se desarrolla la cinta y la propia historia, son como los que ya se han mencionado

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la pregunta de seguridad: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies