Descubre 3 estaciones de tren abandonadas

Por el 31 diciembre, 2014

Este verano nos llamó la atención una noticia. Adif anunciaba que subastaría más de 400 estaciones de tren abandonadas para conseguir fondos.

Llevamos meses dándole vueltas a esta noticia. Lo cierto es que muchas de ellas tienen un encanto especial puesto que en su momento tuvieron un papel importante en la comunicación de ciertas comarcas españolas con las grandes ciudades.

Hoy pensamos en el tren como uno de los transportes que podemos elegir al viajar o al hacer pequeños desplazamientos entre ciudades, pero lo cierto es que desde que comenzaran a circular las primeras máquinas de vapor entre sus raíles, el comercio, el transporte y la economía dieron un giro en muchos lugares del mundo.

Actualmente muchas de estas estaciones abandonadas ya estaban en manos privadas o empresariales, pero otras muchas también formaban parte de las vías verdes, ofreciendo un nuevo uso a sus instalaciones y no dejándolas en un desuso total.

Para que te hagas una idea real, actualmente hay más de 7000 kilómetros de vías en desuso, algo que hace que haya enclaves por nuestra geografía que han dado espacio para edificios perdidos donde ya nada ni nadie utiliza sus instalaciones.

3 estaciones de tren abandonadas en España

Hay lugares cuya decadencia es precisamente su encanto. Pensar en un lugar concurrido, que durante su mejor momento movía a cientos de personas pero que hoy en día está sumido en un silencio casi sepulcral, donde la vegetación ha ido ganando espacio a las infraestructuras y donde, si se cierran los ojos, podríamos perfectamente volver a verlos en funcionamiento.

Eso es lo que ocurre en las tres estaciones de las que vamos a hablar.

La Engaña y Yera: quizás uno de los tramos más emblemáticos del ferrocarril español, esta estación daba paso al túnel ferroviario más largo de toda la Península. Unía las poblaciones de la Vega del Pas, en Cantabria, con otras de Burgos, siendo uno de los grandes hitos de nuestra historia en lo que a la comunicación entre estas zonas se refería. Hoy en día está prácticamente derrumbado, pero aún podemos ver las estaciones, donde cientos de pasajeros esperaban el grito de “pasajeros al tren”.

Algodor: en la capital, muy cerca de Aranjuez, se situaba la estación de Algodor. Ésta fue el motor de la creación de una pequeña población de unas 50 viviendas a su alrededor a principios del siglo XX, pero con su cierre, todo perdió sentido. Actualmente, el edificio de estilo neomudéjar ha servido para el rodaje de algunas cintas cinematográficas, pero aún al pasear por esta zona se puede sentir el movimiento de toda esa gente que puso toda su ilusión en unas vías que hoy en día están cerradas.

Canfranc: en este caso, esta estación de Huesca puede ser considerada una de las más bellas de las que tenemos abandonadas en España. Su edificio recuerda, y mucho, a un palacete. En su momento de auge no sólo era una estación con trenes que llegaban a destinos internacionales, sino que, según se cuenta, el hotel que también estaba en ella era de lujo y era el rincón donde se juntaban muchos espías en busca de información durante una de las épocas más convulsas de toda Europa. En el caso de esta estación, se están buscando soluciones para volver a dotarla de vida, algo que haría que volviera a tener una nueva oportunidad de mostrar lo que fue.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la pregunta de seguridad: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies