Cinco escenarios obligatorios de Braveheart

Por el 10 agosto, 2015

Entre las películas ya consideradas clásicas, nos podemos encontrar con famosas frases que luego, sacadas de contexto, se han ido utilizando como “lema”.

Eso ha pasado ya con Braveheart, la cinta protagonizada por un salvaje Mel Gibson, que allá por 1995 se ponía bajo la piel de uno de los escoceses más fieros y famosos: William Wallace.

Desde luego, fue un antes y un después en su carrera cinematográfica, no sólo por su interpretación, sino por las muchas frases que quedaron para la posteridad. Quizás la más famosa es la que aún hoy resuena en los oídos de quienes vieron la cinta: “Puede que nos quiten la vida, pero jamás nos quitarán la libertad”.

Para los amantes de la historia escocesa y también para los que quieran conocer más de uno de los personajes más relevantes de esa zona del Reino Unido, os proponemos un recorrido por cinco de los escenarios más importantes del propio argumento.

Cinco escenarios de Braveheart

Comenzamos el recorrido, como no puede ser de otra manera, en el Castillo de Edimburgo, hogar del verdadero heredero de Escocia, Robert Bruce. En este idílico escenario, uno de los más históricos del país, es donde Wallace le rendirá fidelidad y se comprometerá por luchar por su causa. Sin duda, si te decides a visitarlo, las estatuas de estos dos personajes serán una foto imprescindible. En pleno centro de la ciudad, en lo alto de una colina y rodeado de acantilados, es el lugar perfecto para dejarte llevar por el propio argumento de Braveheart.

Otro castillo que no puedes dejar de visitar si quieres seguir las huellas del escocés es el de Blackness. Un destino algo más bélico que el anterior ya que fue parte de la propia batalla. Dedícale el tiempo necesario para entender su profundidad y también para disfrutar de algunas de las vistas más increíbles.

Desde ahí, no podemos dejar de instigarte a visitar el escenario de una de las escenas que encogió el alma a los espectadores: el entierro del padre de William Wallace. Para llegar ahí tan sólo déjate caer por Cambuskenneth, y ya, de paso, no pierdas la oportunidad de disfrutar con la arquitectura, historia y cultura que emana la Abadía, donde también el personaje de Robert Bruce aparece rezando en varias ocasiones de la cinta.

Dejar de hablar del castillo de Stirling, independientemente de Braveheart, al hablar de Escocia, es casi casi dejar de hablar de este país.  Uno de los símbolos más importantes de todo el territorio. Obviamente, una vez aquí, es obligatorio llegar hasta el bosque Abby Craig, donde sucedió la batalla más relevante de la historia de Wallace y donde, aparte de poder ver su monumento, podrás también ver la espada que llevaba y con la que luchaba por sus ideales. No te sorprendas, medía aproximadamente metro y medio y sí, podía con ella.

Déjate llevar por todo esto. El alma escocesa está ahí para hablarte de gestas y también para mostrarte una época en la que el honor, la fidelidad y la palabra valían mucho en las highlands. Tanto es así, que se luchaba por unos ideales que hoy parecen sorprendernos. Quizás no hay una época más fascinante en la historia de este país como puede ser la Edad Media.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la pregunta de seguridad: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies