Las top 10 atracciones turísticas en Escocia

Por el 16 enero, 2015

Son los lugares escoceses de los que soñamos. Son las cosas que asociamos con Escocia. Son los íconos de un país como una historia tan rica como cualquier otro, y una belleza natural que sobrepasa la de muchos lugares del planeta. Estas son las atracciones de Escocia.

1. El Castillo de Edimburgo

Con más de 800 años de antigüedad, este castillo es el lugar que la mayoría gusta de visitar. Edimburgo tiene su nombre por este lugar, llamado Din Eidyn, o la “Fortaleza de Eidyn”. Ha sido vital en Escocia como una fortaleza y como símbolo de identidad (algo similar a Machu Picchu en Perú). El Castillo de Edimburgo ha tenido muchas funciones, incluyendo ser un barracón, un palacio real, una prisión y un parlamento, según las necesidades del país. Es hogar de las Joyas de la Corona Escocesa y la legendaria Piedra del Destino.

2. El Lago Ness

El Lago Ness tiene más de 200 metros de profundidad y sus aguas son de color negro. La escalofriante atmósfera de este lago y sus alrededores ha generado muchas leyendas. El Lago Ness es de 40 kilómetros, siendo el lago más largo de Escocia. Las montañas se elevan a cada lado del lago. Están poblados de castillos, antiguas abadías y algunas pintorescos pueblos perdidos en el tiempo. El lado norte de la orilla es el lugar donde se ha visto al monstruo del Lago Ness. Visto por primera vez en el siglo 7, se sigue viendo al “monstruo” hoy en día. Haz un viaje a la luz de la luna por el lago y trata de verlo tú mismo.

3. Isla de Skye

Skye tiene todo lo que simboliza las Tierras Altas. Son altísimas montañas que llegan al cielo neblinoso, una costa silvestre que invita a ser explorada, cataratas, pináculos, piedras gigantescas y muchos lagos encantados. También hay hectáreas de tierras de cultivo, el antiguo Castillo de Dunvegan, y hermosos jardines. Visita la Destilería Talisker: tienen un whisky llamado “La lava de los Cuillins”, y las visitas son bienvenidas. Los juegos de Tierras Altas también son un gran evento aquí.

4. El Castillo Culzean

En un país lleno de castillos, Culzean es una verdadera obra maestra. En 1777, la familia Kennedy remodeló el castillo, y su trabajo continuó por 20 años más. Es un lugar magnífico, y sus áreas verdes se convirtieron en el primer parque de recreo de Escocia. Culzean es todo lo que un castillo debería ser. La escalera ovalada, con sus pilares corintias, giran alrededor de varios pisos. Hay caminos que guían a un lago de cisnes. La armería está organizada de tal manera que es un trabajo de arte. También tiene una pequeña granja, la Gran Galería, Camellia House, habitaciones con decorados chinos, y un salón con muebles de Luis XVI y con vista al mar.

5. La Batalla de Bannockburn

Visita Stirling, una de las más llamativas ciudades de Escocia, y verás el lugar donde ocurrieron muchísimas historias. La Batalla de Bannockburn fue un punto de quiebre para los atormentados escoceses. Luego de muchas muertes ocasionadas por los ingleses en 1314, Robert de Bruce llevó a los escoceses hacia la victoria. Los escoceses recuperaron su independencia, su nación y su orgullo. En 1329, debido a esta batalla, su independencia fue ratificada por el Papa. Esto debió ser el final de la historia, pero la guerra duró 300 años más. Finalmente, los escoceses no pudieron contener a la armada inglesa. Sin embargo, esta batalla les dio la fuerza para seguir luchando, y aún es una fuente de orgullo y un símbolo de libertad para los escoceses.

6. La Revolución Industrial

En el siglo 18, James Matt estaba caminando por un parque en Edimburgo cuando tuvo la idea que cambiaría la historia para siempre. Corrió a su taller y empezó a reparar un modelo de un motor a vapor. Watt se percató de las maneras en las que podía mejorarse, e ideó un plan que aumentaría la eficiencia del motor por 300%. Este motor fue utilizado para el transporte mecánico, lo cual tuvo una repercusión radical en las plantas y fábricas por todo el mundo occidental. Su invención es el cambio que ahora se conoce como la Revolución Industrial. Los escoceses son grandes inventores, siendo responsables de las tablas logarítmicas, las máquinas de fax, las anestesias al dar a luz, el linóleo, la fotografía a color, los neumáticos, el termos, la penicilina, el teléfono y el antiséptico (gracias a Joseph Lister), entre otros inventos.

7. El tartán y las faldas escocesas

El tartán más antiguo que conocemos es del año 245 aC. Para 1746, había suficients clanes de tartán como para causar su prohibición por los ingleses por 38 años. (Esto fue parte del intento de Inglaterra de purgar a Escocia de su cultura de Tierras Altas). No sabemos por qué los habitantes de Tierras Altas adoptaron esta manera particular de vestir, o cuándo los clanes adoptaron sus propios patrones y tartanes. Hoy en día hay más de 2,000 diseños registrados. Con la independencia de Escocia haciéndose más importante hoy en día, puedes caminar a un restaurante moderno en Gasgow y ver a hombres jóvenes usando faldas escocesas como parte del movimiento. El número de patrones y colores es sorprendente. Tómate el tiempo de visitar a un fabricante de kilts y tal vez tendrá uno para ti.

8. El Museo Real y el Museo de Escocia en Edimburgo

El punto fuerte del Museo Real es que contiene artefactos de todo el mundo. El más moderno Museo de Escocia es un pequeño milagro dedicado a la historia de Escocia y su gente. Tienen identidades separadas, aunque están una al lado de la otra. Juntas son consideradas como una de las colecciones más finas del mundo. Las antigüedades más raras en Escocia crean un baúl de tesoros para los sentidos y la imaginación. Algunas cosas son las piezas de ajedrez de la isla de Lewis; reliquias sagradas; un bastón usado por el Santo Fillian en el siglo 8; la guillotina Maiden del siglo 16; sarcófagos de momias egipcias; un juguete de ratón con cuerda egipcio de 3,500 años de antigüedad, entre otras cosas.

9. El Glasgow Science Center

Este proyecto del siglo 21 tiene algo que puede maravillar a todos. El corazón del Centro se llama el Science Mall. Este centro comercial de tres pisos tiene forma de una media luna hecha de vidrio y plata. Cada centímetro está lleno de exhibiciones, maravillas interactivas, demostraciones en vivo y efectos especiales. Junto al centro está la única torre giratoria del mundo y un cine de alta calidad. Verás muchas cosas increíbles, incluyendo ciudades futurísticas, hermosas vistas de Glasgow, un moderno planetario, biotecnología y muchas más cosas.

10. El Whisky Escocés

El whisky ha existido tanto tiempo como la misma Escocia. Bueno, tal vez es una exageración, pero sabemos que las personas del lugar han tomado bebidas fermentadas por miles de años. En la actualidad, se ha vuelto un arte. Unas cuantas de nuestras destilerías favoritas son: Laphroaig, con sus distintivos destiladores en forma de pera. Port Ellen, Islay; Glenkinchie, a sólo 25 kilómetros de Edimburgo. Edradour, distilería de Lowland fundada en 1837, es la destilería más pequeña de Escocia y no ha cambiado en 150 años. Ballindalloch; Glenfarcias es una de las pocas destilerías independientes que sobreviven. Ha sido dirigida por la misma familia por 5 generaciones. Ballindalloch; Macallan es una de las reinas del Speyside, y ofrecen un tour interactivo para preparar y probar whisky. Craigellachie; Cardow es la única destilería fundada por una mujer. Talisker es la única destilería en Skye, que viene produciendo desde 1830.

Artículo traducido y adaptado de Authentic Ireland. Artículo cortesía de Intiways Travel, Agencia de Viajes en Perú

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la pregunta de seguridad: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies