Leyendas: el castillo de Bodiam

Por el 12 julio, 2016

El otro día llegó hasta nuestra redacción la imagen de un castillo de piedra, de estilo medieval, con altos torreones y rodeado de agua. Nos dejó sin palabras por la belleza de la foto, así que nos decidimos a enterarnos un poco más sobre su historia y, ligado a ella, su leyenda.

Se trata del castillo de Bodiam, construido en el siglo XIV y que muestra, como muchos otros, la belleza de un estilo medieval inglés que bien parece sacado de cualquiera de los cuentos que nos contaron de pequeños de caballeros, princesas y clanes.

Pese a que su interior está prácticamente en ruinas, lo cierto es que es un curioso ejemplo de un tipo de construcción romántico que nos deja boquiabiertos. Su portada, original de madera, nos da acceso a un lugar de ensueño por el que no es difícil imaginarse a caballeros y flechas saliendo de sus ventanas.

Situado en East Sussex, hay numerosas formas de acceder hasta él, pero desde luego recomendamos alquilar un coche y moverte no sólo por aquí sino por el resto de localidades que rodean este enclave bucólico, sobre todo en días de niebla con lo que te recomendamos que acudas en el final del verano.

Durante la época estival, además, podrás disfrutar con representaciones de actores que te llevarán de cabeza a una Inglaterra medieval, con sus usos y costumbres, con su forma de hablar y relacionarse y que te trasladarán en el tiempo acompañándote durante la visita.

Por si fuera poco todo lo que podrás disfrutar, tiene además un jardín de hierbas, típico de las abbeys de la época, en las que se cultivaban las plantas medicinales para buscar solución a las dolencias de la época. Aunque lo cierto es que es más normal encontrar este tipo de herbarios rodeando conventos, no era extraño que algunas mujeres gozaran de gran conocimiento – adquirido a través de la tradición oral – para hacer sus propias mezclas.

Pese a que forma parte del gran patrimonio arquitectónico, la visita no es excesivamente cara para ser Reino Unido. A partir de 7.70 libras podrás acceder si vas en grupo, algo que lo hace realmente accesible.

Un poco de historia

Fue mandado construir por uno de los caballeros de Eduardo III, Sir Edward Dalyngrigge. Tenía como fin poder defender esta zona británica del ejército francés durante la Guerra de los Cien Años y fue autorizado, también por Ricardo II.

Según se ha podido investigar durante los distintos estudios arqueológicos que se han llevado a cabo para explicar los detalles de esta construcción del siglo XIV, la construcción fue algo precipitada y su diseño muy defensivo. No hay que olvidar que la amenaza francesa en el sur de Inglaterra en ese momento era grande y necesitaban poder defender su territorio en el sur del país para evitar que avanzaran las ordas francesas hacia el interior de esta tierra insular.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la pregunta de seguridad: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies