Cuatro museos alternativos

Por el 4 marzo, 2015

Cuando se va de viaje y se piensa en museos, se asume que serán pinacotecas donde las obras de arte expuestas son de relevancia internacional y de gran valor en el mercado.

Pero no siempre es así. Hay museos para todos los gustos y a las pruebas nos remitiremos. Llegar hasta uno de los originales museos que decoran las calles europeas es toda una experiencia y queremos compartir con vosotros, al menos, los cuatro que más nos han llamado la atención.

Presta atención porque, desde luego, te sorprenderás.

Cuatro museos que te dejarán con los ojos abiertos

1. Museo de los Instrumentos Medievales de Tortura (Praga). Lo creas o no, este es uno de los museos dedicados a estos menesteres más completos de Europa. En sus paredes y vitrinas encontrarás más de 60 artilugios que en su momento sirvieron como instrumentos no sólo para el miedo sino para el dolor de los prisioneros. Herejes, brujas, presos políticos, etc. probaron su efectividad. Desde luego estamos seguros que, cuanto menos, es una de las visitas más curiosas que realizarás en la capital checa. Aunque entendemos que puede que no sea para todo tipo de viajeros, no deja de formar parte de una historia mucho más común de lo que creemos.

2. Museo del Perfume (Colonia). Situado en la Casa Farina, este museo está situado precisamente donde se fabricaba tradicionalmente la conocida Agua de Colonia. Sin duda, más allá de la historia del propio edificio, que es la fábrica de perfume más antigua del mundo, podrás descubrir cuál es el proceso para que la producción del ya famoso eau de cologne, una fragancia que incluso quiso ser imitada desde su propio origen. Es una visita más que recomendada si llegas a esta ciudad alemana.

3. Museo de las Rupturas (Zagreb). Creado no hace demasiados años, este museo nació con ánimo de ayudar a la gente a superar los fracasos en sus relaciones y sirviendo como “último almacén” de muchos objetos que en su momento significaron algo pero que hay que dejar de lado para seguir adelante. De esta manera, su espacio empezó a llenarse de peluches, joyas, cartas, fotografías o incluso móviles hasta llegar a los más de 700 objetos que han ido llegando y que forman ya su colección.

4. Museo de los Saleros y Pimenteros (Alicante). Único en Europa, este museo cuenta en su haber con más de 20.000 parejas de saleros y pimenteros venidos de todo el mundo. Aunque parezca algo increíble, la historia de la sal y de la pimienta y su almacenaje fueron algunos de los grandes avances culinarios que ayudaron a mejorar la calidad de vida de mucha gente hace siglos. Te sorprenderás con los diseños, muy básicos o incluso convertidos en verdaderas joyas.

Sin duda, si esto te ha sabido a poco, siempre podrás indagar más porque seguro que cada ciudad, tiene su propio y curioso museo que bien podría pertenecer a una lista como la que acabamos de hacer.

Ahora no digas que todos los museos son iguales…

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la pregunta de seguridad: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies