Abu Dhabi, tierra de lujos

Por el 11 junio, 2013
abu dhabi - upitravel

Ya estamos en Abu Dhabi. Aunque la llegada ha sido cuanto menos accidentada. Tras volar desde Varsovia con algo de retraso, conseguimos no perder el vuelo de airberlin que nos llevaría a la capital de los Emiratos Árabes Unidos.

Tuvimos suerte porque airberlin nos había reservado billete en Business Class, con lo que al menos pudimos descansar bien durante las 6 horas de vuelo que separan Berlín de esta ciudad, con todo tipo de atenciones.

Llegamos pues al Aeropuerto Internacional de Abu Dhabi, donde los emiratis de clase media, según luego nos explicó nuestro guía Abu, nos sellaron el visado para entrar. Pero, ¡sorpresa!, por las prisas en la conexión, el vuelo salió sin nuestras maletas, aunque nos prometieron que al día siguiente estarían en nuestro hotel.

Visto esto, y con ganas de asearnos después del viaje, tras un desayuno en el hotel Radisson Blue de Yas Island (justo frente al circuito de Fórmula 1 Yas Marina), nos arriesgamos y sí, digo bien, arriesgamos a llegar a Marina Mall, uno de los centros comerciales de la ciudad, en taxi. Y digo nos arriesgamos porque ver cómo el taxista conduce con los codos es, cuanto menos, curioso.

Tras pasear por el Marina Mall, sorprendente en todos los aspectos y lujoso hasta decir basta, volvimos con las compras al hotel para poder descansar un rato antes de comer en su restaurante y prepararnos para un safari tour por el desierto, que duraría 6 horas.

Llegar desde Yas Island al desierto es un trayecto de unos 40 minutos por unas carreteras increíblemente rectas y donde cada vez se ve más arena, hasta ser lo único visible.

Ir por las dunas en un 4×4 es una experiencia que todo el mundo debería vivir al menos una vez en la vida por lo divertido de la actividad, tras más de media hora de arena y conducción, nos llevaron a ver una granja de camellos, para después dirigirnos hacia el poblado beduino, en mitad de la nada, donde cenaríamos no sin antes poder tatuarnos con henna, vestirnos al puro estilo emirati, montar a camello o incluso ir por las dunas en boogies. Los colores del atardecer son espectaculares, tanto como la danza del vientre con la que finalizó la cena.

Al día siguiente nos tocaba ir de tour por la ciudad y conocer todos sus rincones. Abu nos esperaba a las 9 para montarnos en un autobús y amenizarnos camino de la Gran Mezquita con las curiosidades de esta tierra de contrastes.

Nos contó que esta ciudad lleva unos 40 años de desarrollo, que los emirati no se diferencian por sus ropas ni por su educación porque el gobierno se encarga de ello. Si quieres saber quién tiene más dinero, tan sólo tendrás que saber dónde trabajan o qué número reza su matrícula. Con números del 1 al 12, el número 1 es el de más rango. Eso sí, que no lleve a engaño, porque un número 8 puede ser un cochazo ya que los préstamos en este país no tienen intereses.

El gobierno, al matrimonio emirati le da 20.000 euros para que empiece su andadura de casado, eso sí, siendo ambos emirati.

Llegados a la Gran Mezquita de Sheikh Zayed, la más grande de Emiratos Árabes Unidos y la tercera más grande del mundo. Cuenta con cuatro minaretes de 107 metros de altura y que están rematados en oro de 24 kilates. En su estructura hay más de 30 tipos distintos de columnas y dentro del templo pueden rezar más de 40.000 personas al tiempo.

El precio real de esta mezquita es un secreto difícilmente descifrable ya que muchas de las donaciones particulares y empresariales, quedaron en el más absoluto de los anonimatos.

En su sala principal se puede contemplar la maravillosa lámpara de araña, fabricada por Swarovsky en Alemania, que pesa unas 10 toneladas y que es la más grande dentro de una mezquita del mundo.

Todo su interior, con sus más de 1000 columnas, está decorado con piedras preciosas y semipreciosas en una armonía blanca sólo rota por la alfombra iraní, tejida a mano en 9 piezas de colores verdes y rojos vivos. Una vez al día la limpian y desinfectan a fondo ya que, como todos sabemos y sino ya lo sabéis, a la mezquita se accede descalzo.

Tras esta visita más que alucinante, tocaba ver otros edificios emblemáticos de la ciudad, como el Abu Dhabi Convention Bureau, un edificio más que curioso, inclinado, que cuenta con piscina y spa en su azotea.

Uno de los más impactantes el el Emirate Palace, el hotel más caro de construcción ya que costó del orden de 3 mil millones de dólares y cuya playa privada cuenta con 1,3 km de arena importada de los países africanos. Para hacerse una idea del nivel de este hotel, decir que sus habitaciones más pequeñas son de unos 60 metros cuadrados.

Las Etihad Towers también destacan en su skyland. 5 torres imponentes de las que una es un hotel, otra es un residencial, otra un complejo empresarial de oficinas y finalmente, las últimas dos, apartamentos.

Llegamos después al Miraj Islamic Centre, una especie de museo-tienda donde se pueden ver piezas maravillosas del mundo musulmán traidas de países como Egipto y muchos productos hechos a mano como las alfombras tejidas a mano y en oro que llevan alguna piedra preciosa. Quien quiera llevarse, a precios poco módicos, algún recuerdo realmente típico de esta tierra, este es su sitio.

Después de la visita al Miraj, partimos hacia el Heritage Village de Abu Dhabi, donde se ha reconstruido lo que sería un oasis y se puede comprar en su pequeño zoco un recuerdo a precios más que módicos, eso sí, imprescindible el arte del regateo.

Antes de ir a comer, saber que Abu Dhabi tiene el mayor Hospital de Halcones del mundo impresiona.

Hora de comer en la ciudad emirati, y nos vamos al Yas Links Golf Club, en su restaurante Hickery’s, donde comer se vuelve una experiencia para todos y cada uno de los sentidos.

Hora de preparar las maletas para partir…Adiós Abu Dhabi, adiós airberlin around the world, adiós experiencia y adiós a los compañeros.

Tras llegar a Berlín, desde Business Class de Etihad, partner estratégico de airberlin, tuvimos que despedirnos de nuestros compañeros de aventura: Adrià, Carla, Fer, Miquel, Patri y Vero habéis sido los mejores acompañantes para este trip….¡nos vemos de nuevo bien prontito!

2 comentarios

  1. Pingback: Entrevista a Fer Palarea y Vero Ruiz - Upitravel

  2. Pingback: El Abu Dhabi de Sexo en Nueva York 2 - Upitravel

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la pregunta de seguridad: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies