Qué ver en Ámsterdam en 2 días

Por el 16 enero, 2019

No siempre disponemos de mucho tiempo a la hora de viajar. Pero esto tampoco puede impedir que nos quedemos sin visitar las ciudades y los lugares más emblemático. Si tienes poco tiempo en tus vacaciones, te indicamos qué ver en Ámsterdam en dos días. Sin duda, será un recorrido intenso, pero inolvidable a la vez.

En este caso, sabemos que Ámsterdam es una de esas ciudades perfectas para pasar un fin de semana. Cuando pensamos en ella se nos viene a la cabeza sus canales y las bicicletas como el medio de transporte más usado. Pero todavía hay mucho más que debes descubrir en menos tiempo del que imaginas.

Qué ver en Ámsterdam, sus canales

Son más de 100 kilómetros de canales los que tiene la ciudad. Por lo que te los encontrarás allá dónde mires. Así que, no es un lugar concreto para visitar, sino muchos. Además, contarán con puentes y casas flotantes que van adornando todo el caso histórico de este lugar. Algunos de los canales más famosos son el llamado ‘Herengracht’ o ‘Keizersgracht, entre otros. Podrás pasear o sentarte en alguna de las terrazas que te encontrarás a su paso.

Rijksmuseum

Se trata del Museo Nacional y es otra de las cosas que ver en Ámsterdam. Es un lugar que alberga la más famosa de las colecciones del Siglo de Oro en cuanto a pintura se refiere. Los grandes maestros holandeses han dejado aquí su huella, pero también otros artistas como Goya o Van Gogh. Además de todo ello, encontraremos una gran selección de artesanía y también historia. Para muchos la magia y la belleza de este lugar está en la obras de Rembrandt como ‘La ronda de noche’ o ‘La novia judía’, entre otras. Este museo se fundó en el 1800 pero tuvo grandes y costosas reformas. Puedes visitarlo tanto en horario de mañana como de tarde por 17,50 euros.

La casa de Ana Frank

Se ha convertido en una casa museo. Ana Frank era una niña que se ocultaba, junto con su familia, de la persecución por parte de los nazis. Iba escribiendo cada día de su vida en un diario. Una vida que salió publicada en forma de libro y que captó la atención de numerosos lectores. A partir de entonces son muchos los turistas que quieren conocer, de primera mano, una de las historias más crudas. La entrada a este museo tiene un precio de 9 euros. Al tratarse de un viaje con tiempo limitado, siempre es mejor comprar las entradas vía internet, porque sino, te arriesgas a esperar una larga cola.

El mercado de las flores

A la orilla del canal Singel, se encuentran unas barcazas. En ellas podremos ver cómo las flores son las grandes protagonistas. Se trata de uno de los puntos más bonitos y originales cuando pensamos en qué ver en Ámsterdam. Además, podrás comprar tulipanes para regalar, ya que se trata de uno de los detalles más famosos. Se fundó en el 1862 y está compuesto por un total de 15 floristerías. Se le conoce como el ‘Bloemenmarkt’.

Leidseplein

Se trata de una de las plazas más famosas de la ciudad. La encontrarás muy cerca del canal Singel y tiene una vida nocturna de lo más increíble, gracias a sus bares, así como restaurantes y teatros que la rodean. Además, Leidseplein cuenta con artistas callejeros. Pero además de ello, podrás disfrutar de los momentos clave en este entorno. El teatro municipal así como el hotel que comenzó siendo un café y que poco a poco fue creciendo en una de las zonas más míticas de Ámsterdam. Así que, una visita a este lugar es imprescindible y no nos llevará demasiado tiempo.

Voldelpark

Se trata de un parque público que se encuentra al oeste de Leidseplein. Se inauguró en el 1865 y lleva este nombre como homenaje al escritor Joost Van Den Volden. Las estadísticas comentan que este lugar tiene más de 10 millones de visitantes cada año. En esta zona también te encontrarás un parque destinado para los más pequeños de la casa, así como un teatro pero al aire libre. Puedes llegar en bicicleta y tu paseo será todavía más especial.

Oude Kerk y las iglesias de Ámsterdam

El nombre de ‘Oude Kerk’ se viene a traducir como iglesia vieja. Así es que podemos hablar de que este lugar es uno de los más antiguos de la ciudad. Hace muchos años, había una iglesia de madera. Luego, en el 1306, hicieron una capilla con piedra. Pero es cierto que la iglesia que vemos hoy en día ha contado con numerosas reformas. Aún así, es otro de los puntos emblemáticos cuando pensamos en qué ver en Ámsterdam.

La parte del suelo está compuesta por tumbas, dado que fue construida sobre un cementerio. La encontraremos muy cerca del Barrio Rojo. Pero antes de hablar de él, también tenemos que mencionar otras iglesias importantes como ‘Nieuwe Kerk’. Porque en este caso se trata de la iglesia nueva y data del siglo XV, situada en la Plaza Dam. Si quieres unas vistas impresionantes, entonces puedes ir hasta ‘West Kerk’. Cuenta con una torre de más de 80 metros. Se puede subir en grupos y por un precio que ronda los 8 euros. Pero eso sí, siempre debes hacer tu reserva con tiempo.

Barrio Rojo

Claro que si hablamos sobre qué ver en Ámsterdam, el ‘Barrio Rojo’ no se podía quedar en el olvido. Está dividido en tres distritos y es muy famoso por su historia así como por la liberalidad en relación al sexo o a la prostitución. Hace muchos años, las casas eran de pescadores, pero tiempo después, se convirtieron en escaparates que quedan totalmente visibles entre las calles estrechas que los rodean. Puedes pasearte por este lugar y descubrir la cantidad de restaurantes que hay así como ‘Sex-shops’ o bares.

Otras plazas importantes de Ámsterdam

Otro de los paseos imprescindibles es el que visita las diferentes plazas del lugar. Una de las más importantes es la Plaza Dam. Allí verás un obelisco de más de 20 metros que fue levantado en honor a los soldados que habían muerto en la Segunda Guerra Mundial. El Palacio Real y la ‘Nieuwe Kerk’ también se encuentran en este punto. Cerca de la zona de universidades nos vamos a encontrar con la Plaza Spui o la que ya hemos mencionado, ‘Leidseplein’.

Begijnhof

Muy cerca de la Plaza Spui, nos encontramos con este lugar. En él podemos ver un conjunto de casas que datan del año 1346. Allí vivía una hermandad católica que llevaba por nombre las beguinas. Justo en el número 34 de esta zona, nos encontraremos con la casa más antigua de Ámsterdam. Cuenta con la fachada de madera y tan solo quedan dos en la ciudad con este estilo. Ya que fueron prohibidas por ser uno delos focos principales para los incendios.

Numerosos lugares pero al mismo tiempo, principales para poder traernos unos grandes recuerdos. Como la gran mayoría tan solo es recorrerlos a cada paso, tendremos el tiempo suficiente para todos ellos, ya que son los protagonistas cuando pensamos en qué ver en Ámsterdam.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la pregunta de seguridad: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies