Destacado:

    La DGT espera 95 millones de viajes largos por carretera este verano

    Por el 3 julio, 2023

    – Este sábado dejará de ser obligatorio poner los triángulos de emergencia en autopistas y autovías

    – ‘Cuando matas a alguien, lo matas todos los días de tu vida’, mensaje de la campaña estival de Tráfico

    MADRID, 29 (SERVIMEDIA)

    La Dirección General de Tráfico (DGT) prevé que se produzcan casi 95 millones de desplazamientos de largo recorrido por carretera durante los próximos meses de julio y agosto, lo que supone un 1,75% más que los movimientos reales registrados en el verano pasado, cuando superaron a los de 2019, último año antes del estallido de la pandemia de la covid-19.

    Tráfico ha preparado un dispositivo especial para velar por la seguridad de las personas que transitan por las carreteras ante el comienzo de la época estival y el incremento de viajes en coche, concretamente 45,6 millones en julio y 49,3 millones en agosto.

    La DGT indicó este jueves que, como es habitual en los últimos años, la salida y regreso de las vacaciones se realizará «de manera escalonada y en periodos más cortos», pues coincidirán en numerosas ocasiones con fines de semana.

    Por ello, Tráfico establecerá dispositivos especiales de regulación y control del tráfico durante todos los fines de semana del periodo estival, que se intensificarán los primeros fines de semana de cada mes con las llamadas «operaciones salida o regreso».

    Además, habrá cuatro operaciones especiales: primera operación del verano (viernes 30 de junio a domingo 2 de julio), operación 1 de agosto (viernes 28 de julio a martes 1 de agosto), operación 15 de agosto (11 a 15 de agosto) y operación retorno del verano (jueves 31 de agosto a domingo 3 de septiembre).

    TRIÁNGULOS

    Una de las novedades de este verano es que desde este sábado, 1 de julio, no será obligatorio colocar los triángulos de preseñalización de peligro en autopistas y autovías en caso de detener el vehículo por accidente o avería. No obstante, su uso sigue siendo obligado cuando estas circunstancias se produzcan en carreteras convencionales.

    La DGT ha publicado una instrucción en la que se recoge esa excepción, motivada por el elevado número de personas fallecidas en autopistas y autovías en los últimos años. La media de peatones fallecidos atropellados tras bajarse del vehículo en el último lustro ha sido de 22 personas.

    Quizás también te interese:  Ayuso presenta la Estrategia Turística de la región para los próximos años con la que embellecerá los cascos antiguos

    Otras razones son las condiciones de circulación que se producen en autopistas y autovías, en las que hay una alta intensidad de tráfico y elevada velocidad, y que los datos de siniestros en este tipo de vías en las que se ha producido un atropello y en las que existía un vehículo inmovilizado indican que transitar por el arcén, permanecer en él, intentar reparar una avería o incluso colocar y retirar los triángulos incrementan notablemente el riesgo de atropello.

    Además, la DGT destaca que algunos países, como Reino Unido, han eliminado su uso en vías rápidas y otros lo están estudiando.

    «Atendiendo a todos estos motivos, y teniendo en cuenta que la colocación de los triángulos de preseñalización de peligro no resulta factible en autopistas y autovías por comprometer gravemente la seguridad de las personas, al tener que transitar a pie por la calzada, se exime su colocación y, por tanto, no será motivo de denuncia exclusivamente en estas vías rápidas», sentenció.

    La instrucción publicada este jueves quedará sin efecto el 1 de enero de 2026, fecha en la que ya será obligatorio para todos los conductores llevar la señal V16 en el vehículo, que es la que pondrá el fin definitivo a los triángulos de preseñalización de peligro.

    EL TRÁFICO EN VERANO

    Por otro lado, la DGT apuntó que el tráfico en verano presenta unas características diferentes a las que se producen en otra época del año, como más viajes largos en días laborales y sobre todo durante los fines de semana, así como «menor conflictividad» en los accesos a las grandes ciudades en la hora punta de entradas y salida de los lugares de trabajo.

    Más tránsito de vehículos en carreteras secundarias, aumento de los trayectos nocturnos, «circulación conflictiva» en carreteras que comunican poblaciones del litoral y zonas turísticas de costa con las playas, más ciclistas y peatones en carretera mayor circulación de vehículos de matrícula extranjera en carretera cuyos conductores no están habituados a los itinerarios por los que circulan son otras características.

    De ese tránsito de vehículos de matrícula extranjera destacan los que desplazan a terceros países, como son los ciudadanos provenientes de otras naciones europeas, que realizan estancias en sus países de origen en África. En este sentido, está previsto que circulen por las carreteras españolas más de 700.000 vehículos por la llamada Operación Paso del Estrecho.

    Quizás también te interese:  Huelga de Lufthansa en plena operación retorno

    Además, está el Paso a Portugal, para el que la DGT, en coordinación con las autoridades portuguesas, atenderá a otros 250.000 vehículos más que circularán por territorio español desde Francia a tierras lusas con motivo vacacional.

    MEDIDAS

    Para salvaguardar la seguridad de los usuarios de la vía, el operativo cuenta con la total disponibilidad de medios de la DGT, tanto humanos (agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, personal funcionario de los Centros de Gestión de Tráfico, patrullas de helicópteros y personal encargado del mantenimiento de equipos y de la instalación de medidas en carretera) como técnicos (radares fijos y móviles de control de velocidad, además de helicópteros, drones, cámaras y furgonetas camufladas para controlar el uso de móvil y del cinturón de seguridad).

    Para favorecer la circulación en las zonas con más vehículos durante las operaciones especiales y en los fines de semana, la DGT adoptará medidas como instalar carriles reversibles y adicionales con conos y balizamiento en las horas de mayor afluencia circulatoria, y establecer itinerarios alternativos.

    Asimismo, paralizará las obras en las carreteras, limitará la celebración de pruebas deportivas y otros eventos que supongan la ocupación de la calzada, y restringirá la circulación de camiones en general y a los que transportan mercancías peligrosas, así como a los transportes especiales en ciertos tramos, fechas y horas.

    La DGT recomendó a los conductores que planifiquen sus viajes por las rutas más seguras para evitar imprevistos e informarse del estado de las carreteras.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

    ACEPTAR
    Aviso de cookies