Hacer la maleta para un hostel sin perder nada

Por el 15 marzo, 2019

Preparar una mochila y recorrer el mundo. Sueño de muchos, objetivo de menos y proyecto para los más atrevidos.

Viajar con una mochila a cuestas no es apto para todo tipo de viajeros, pero desde luego, desde la experiencia, hacerlo da una nueva visión de lo que conocer mundo es en realidad. Es pasear por sus calles, libre de compromisos, dejándose llevar por la gente, por el ritmo de las ciudades, por su cultura, por su rutina y, sobre todo, por todo lo que quieren descubrir a quien las mira.

Pero para ello hay que saber también qué llevar a cuestas. Preparar una maleta o mochila no siempre es sencillo y menos cuando se decide ir a un alojamiento compartido. Lo primordial es tener en cuenta qué se va a necesitar de verdad.

5 Consejos para hacer la mochila perfecta

1. Echar un vistazo a la previsión meteorológica: es vital saber qué tiempo hará para saber qué es imprescindible y de qué se puede prescindir. Hay que ir ligero de equipaje, así que este punto será clave. Contar cuántos días se pasarán, cuántas mudas se necesitan y también tener en cuenta que siempre hay posibilidad de lavar en algún local de colada en caso de necesitarlo o incluso a mano. No hace falta llevar el “por si acaso”, habitualmente si se necesita habrá tiendas alrededor.

2. Marcar las prendas con un sello automático: cuando se trata de alojarse en hostels y albergues, donde es probable tener que compartir cuarto, es interesante pensar en marcar la ropa para asegurarse de que no es confundida por equivocación. Más si cabe cuando se trata de productos de aseo. Contar con cualquiera de los modelos de sellos de bolsillo que existen y que además ya están personalizados facilita las cosas si finalmente también se compra algo en destino.

3. Usar y tirar: existen esponjas que se usan y tiran y que llevan impregnado el gel. Puede ser una opción perfecta, más si cabe si la idea es viajar de un destino a otro sin llevar lastre. Las toallitas desodorantes, las cremas en formato muestra y un cepillo de dientes pueden completar un neceser de viaje mochilero.

4. Zapatos y zapatillas: es necesario llevar calzado cómodo, pero también unas chanclas de viaje para moverse por la habitación y baño. Existen algunas de foam que son perfectas por ser además capaces de adaptarse a espacios pequeños dentro de la mochila.

5. Un diario: aunque muchos piensen que es prescindible, lo cierto es que contar in situ las sensaciones no tiene comparación cuando, años después, se echa un vistazo…

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la pregunta de seguridad: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies