Google usa París para poner a prueba su Touring Bird

Por el 12 abril, 2018

Planear un viaje a París no es económico. Es algo que ya se tiene en cuenta nada más decidirse por el destino. Pese a que las aerolíneas low cost apostaron por conectar la Ciudad de la Luz con el resto del mundo con vuelos económicos, pasar el día, pernoctar e incluso visitar las principales atracciones, no es del todo fácil sin gastar más de la cuenta.

Sin embargo, Google quiere demostrar que siempre es posible conseguir precios más económicos en las visitas, y para ello lleva desarrollando en su famosa Área 102 (donde surgen las principales aplicaciones de la compañía ya que es su propia incubadora de proyectos) lo que ha denominado Touring Bird.

¿Qué es Touring Bird?

Este pionero proyecto pretende, desde un principio, abaratar los costes de los turistas en los destinos en los que vayan a viajar. ¿Cómo? ofreciendo una comparativa de precios para comprar los billetes de las principales atracciones turísticas, encontrar información concreta de un monumento o incluso planes alternativos que, dependiendo de las preferencias del usuario, podrían interesarle.

Básicamente, Touring Bird pretende abrirse paso como guía actualizada del mundo a través de Google y, aunque la prueba piloto se realizará en uno de los destinos más visitados del planeta para realmente testar las áreas de mejora e interés, lo cierto es que, al igual que la última sección que puso en marcha como buscador de vuelos, hacerse un hueco en un sector, el turístico, que cada año mueve más millones no sólo de viajeros sino de divisas.

Ya que los algoritmos del buscador más utilizado del planeta se están beneficiando de tecnología IA a través de RankBrain para mejorar la experiencia de los usuarios en su plataforma y conseguir con exactitud los resultados de la búsqueda que se hace, ¿por qué no usarlo también a modo de comparador útil para sus usuarios? Esa es la propuesta de la incubadora con este proyecto, sacar partido al Big Data que consigue mover en cuestión de milésimas de segundo y seguir cosechando búsquedas dentro de su espacio.

Según se vaya seleccionando lo que de verdad busca el viajero (entrar en el Louvre pero sin esperar cola para luego reservar plaza en el ascensor de la Torre Eiffel en cola rápida) podrá arrojar unos resultados u otros dependiendo de quién, qué intermediario, ofrezca este servicio y al mejor precio.

Aún quedan cosas por descubrir, algo que ocurrirá también en la ciudad piloto durante los próximos días, cuando se presentarán todas las opciones que va a permitir este nuevo desafío Google.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la pregunta de seguridad: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies