Cosméticos saludables para tener buena piel

Por el 21 diciembre, 2022

Viajar es siempre un buen plan, pero conlleva a veces ciertas carencias si no se planifica bien el equipaje. En primer lugar hay que pensar en la ropa que se va a necesitar y cómo transportarla para que luzca lo mejor posible pero, cuando el viaje se alarga, no está, por ejemplo, de más, echar un vistazo para ver dónde se pueden encontrar lavanderías en las que darles un agua a mitad de estancia.

Aunque este tipo de servicio es habitual en los hoteles y hostels, lo cierto es que está de moda el ir a locales como los que se han visto en cientos de películas con el cesto es un clásico que hay que experimentar y una opción más que cómoda cuando se trata de estancias que rebasan los cuatro días.

Pero, ¿qué decir del pelo y piel? En realidad, los viajes en avión son el gran enemigo para que la piel luzca bien porque, debido a la presión, suele deshidratarse un poco.

¿Qué rutinas se pueden plantear estando de viaje entonces para la piel?

Siempre es bueno apostar por cosméticos sostenibles que se basen en ingredientes naturales para también aportar ese granito de arena en el medioambiente. Hoy en día, por suerte, hay ya marcas que se han tomado muy en serio esta política y apuestan por la selección de ingredientes veganos con procedencia europea clara.

Este tipo de composiciones, además, están pensadas para poder utilizar los beneficios de las plantas para distintos tipos de pieles que necesitan más hidratación, ingredientes menos agresivos por ser hiperreactivas o incluso que eviten ciertos químicos que cada vez provocan más alergias.

A la hora de elegir un envase hay que tener en cuenta las reglamentaciones del transporte aéreo en lo que a tamaño se refiere, pero una vez esta parte está garantizada, es hora de plantear cómo hay que afrontar un vuelo y viaje a nivel epidérmico.

La piel necesita prepararse para cualquier vuelo ya que el ambiente seco de cabina hace que sufra. Una buena hidratación profunda en los días previos al trayecto suele ser vital para que luzca en buenas condiciones y no apagada al aterrizar.

Durante el vuelo, precisamente por el ambiente, es bueno llevar una bruma para el rostro. Este tipo de producto es el aliado perfecto para mejorar el bienestar de forma inmediata, hidratar de forma sencilla y calmar los picores habituales de cuando la piel va perdiendo hidratación. Además, hoy en día hay fórmulas que también contribuyen a proteger de la luz azul y el estrés, siendo un must en cualquier bolso que se precie.

En cuanto a la crema en sí, es recomendable apostar, en el caso de los viajes, por algunas que lleven también protección solar aunque sea invierno. Además, es clave aplicarla antes de salir del hotel cada mañana para llevarla lo mejor hidratada para un día de intensidad turística.

Por la noche, un sérum natural facial es la clave reparadora para acabar el día bien ya que, por norma general, la piel detecta cualquier cambio de ambiente y la noche es el mejor momento para ofrecerle ese descanso que necesita con un producto que tiene una composición pensada para hidratación más profunda.

Con esta pequeña rutina, la piel lucirá sana, sin estar apagada y seguirá con una hidratación perfecta para evitar eccemas y salir en las fotos perfectos.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies