Destacado:

    Vivir en Andorra: todo lo que debes saber

    Por el 17 abril, 2023

    Andorra se está convirtiendo en uno de los destinos preferidos de los españoles que se deciden a cambiar de aires y país. Su cercanía con España, la facilidad de poder hablar el idioma, su proximidad con Francia y algunas ventajas a la hora de emprender, estudiar o trabajar en su territorio bastan para que más de 27.000 españoles se hayan decidido por ella.

    Pero, ¿cuáles son las 5 formas para mudarse a Andorra?

    Mudarse a Andorra requiere ciertos trámites que es necesario conocer previamente para evitar problemas a la hora de establecerse.

    En primer lugar, es necesario contar con una identificación que, en el caso de españoles sería el DNI o el pasaporte para quienes no formen parte de la ciudadanía de la UE. A esto hay que sumar también un certificado de antecedentes penales limpio tanto del país de origen como de todos los países en los que se haya residido.

    Es necesario, para poder solicitar el permiso de residencia en Andorra, contar con documentación que sea capaz de verificar la estancia en el país, es decir, un contrato de alquiler o ser propietario de una vivienda, por ejemplo.

    Otro requisito será certificar el estado civil. Ya se sea soltero, casado, viudo, divorciado o incluso pareja de hecho, es clave certificarlo.

    Conociendo esto, se puede optar por uno de los cinco perfiles que permiten mudarse al país:

    1. Trabajador o empleado: se solicitará, entre otras cosas, el contrato de trabajo, el CV o la inscripción al Comú en los tres meses posteriores.
    2. Profesional liberal o titulado: se solicitará, entre otras cosas, el CV, la solicitud de autorización de inmigración para residentes activos por cuenta propia y darse de alta en la CASS.
    3. Empresario o emprendedor: para lo que, entre otras cosas, será necesario haber recibido la autorización de inversión extranjera, tener más del 34% del capital social de una sociedad constituida en territorio andorrano, darse de alta en la CASS y depositar una fianza de 50.000 euros a la AFA.
    4. Reagrupamiento familiar: será necesario presentar un certificado del seguro sanitario de las personas a reagrupar y la autorización de inmigración del titular, entre otras cosas.
    5. Residencia pasiva o no lucrativa: pensada para perfiles como jubilados, grandes ejecutivos que viajan mucho, deportistas retirados…será necesario garantizar que residen en el país de forma no lucrativa durante, al menos, 90 días al año y demostrar que perciben ingresos superiores al 300% del salario mínimo anual de Andorra, entre algunos de los requisitos a cumplir.
    Quizás también te interese:  Descubre los encantos escondidos al visitar Chignik: una experiencia inolvidable

    Cuál es el permiso de residencia andorrano

    Para cumplir con la normativa, actualizada de hecho este año, es necesario tener en cuenta que existen hasta seis tipos de permiso de residencia andorrano y que, cada uno de ellos, tiene sus propias características.

    En primer lugar, hay que definir si se va a solicitar un permiso de residencia activa, enfocado a trabajadores y empresarios por cuenta propia, ajena o temporal o, en segundo lugar, si la residencia será pasiva, enfocada a quienes no tienen actividad lucrativa, a profesionales con proyección internacional o incluso a perfiles de interés cultural, científico o deportivo.

    ¿Merece entonces la pena residir en Andorra?

    Esta respuesta dependerá del perfil e interés de cada persona. Como todos los países hay que sopesar todo. Conocer las ventajas y desventajas de Andorra a la hora de plantearse como país de recepción es clave para tomar una decisión.

    Ya se ha visto que es necesario cumplir con una serie de requisitos para poder residir en el Principado, motivo por el que muchos empiezan sus trámites de forma activa en busca de mejoras fiscales, una mayor seguridad ciudadana, las ventajas de una educación de calidad y unos espacios de ocio y deporte por encima de la media y un sistema sanitario que suele estar siempre en los primeros puestos internacionales.

    Eso sí, todo no es bonito. Optar por el alquiler en este país no es barato, al igual que pagar la tasa de autónomos, por encima de la media española, por poner un ejemplo. Para muchos, acaba convirtiéndose en un espacio geográfico pequeño que, dado que está en plena montaña, no siempre es agradable de clima.

    Sin duda, pros y contras a tener en cuenta a la hora de tomar una decisión que puede cambiar la vida personal, laboral y familiar.