Destacado:

    UGT denuncia que las plataformas digitales de turismo y restauración eluden fiscalmente 2.600 millones

    Por el 10 abril, 2023

    – Indica que las aplicaciones de reparto de comida y hoteles desvían sus beneficios fuera de España gracias a que sus residencias radican en paraísos fiscales

    MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

    La Unión General de Trabajadores (UGT) emitió este lunes un comunicado en el que denunció que la elusión fiscal relacionada con el turismo digital «está produciendo que casi 3.000 millones de euros acaben en el extranjero».

    «La Unión General de Trabajadores denuncia la elusión fiscal relacionada con el turismo digital, que está laminando nuestra economía hasta extremos insoportables, sin que nadie la detenga. De esta forma, la actividad de las plataformas digitales y la de muchos hoteles y restaurantes está produciendo que casi 3.000 millones de euros acaben en el extranjero», reza el escrito del sindicato liderado por Pepe Álvarez.

    Según la organización, las nuevas tecnologías digitales «están desviando los beneficios que genera este importantísimo sector», ya que las plataformas digitales que gestionan los envíos de comida a domicilio y las aplicaciones de los hoteles tienen su residencia fuera de España.

    Para sostener esta tesis, señaló que los últimos datos disponibles de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) concluyen que los españoles gastan «mucho más» en el turismo extranjero que lo que dejan aquí los visitantes (casi 2.000 millones más), un dato «que no tendría ninguna lógica puesto que el número de turistas que visitó España fue de 71,6 millones frente a los 22 millones de ciudadanos españoles que viaja al extranjero».

    En concreto, Competencia indicó la semana pasada que «una gran parte» de las transacciones económicas relacionadas con esta actividad acaban fuera de las fronteras españolas, ya que el 42% del gasto se correspondió a operaciones efectuadas en sitios web extranjeros. «Dicho de otro modo, 4 de cada 10 euros del turismo español online finaliza en el extranjero», apostillaron desde UGT.

    COMIDA A DOMICILIO

    «La explicación reside en el lugar donde computan las transacciones comerciales, y, en demasiadas ocasiones, aunque se efectúen en España, el dinero acaba fuera de nuestro país», diagnosticaron desde el sindicato, que apuntó que el 82% del consumo en restaurantes vía plataformas digitales se va fuera de España, mientras que solo un 4% del extranjero se queda en España. El 14% es consumo doméstico que sí tributa en territorio nacional.

    Quizás también te interese:  El coste del transporte de viajeros en autobús se eleva entre el 10% y el 18% para el sector

    «La razón es que, cuando realizamos un encargo de comida online, esa operación acaba constando fuera de nuestras fronteras, puesto que las plataformas digitales de reparto que intermedian tienen sus residencias fiscales fuera de España», afirmaron desde UGT.

    «Otro tanto» pasa con la actividad de hoteles y alojamientos similares. Hasta un 55% del gasto en estos establecimientos acaba fuera de España, puesto que la residencia de la mayoría de aplicaciones donde se efectúan estas reservas «está en paraísos fiscales». La suma de estas dos actividades (restauración y alojamientos) alcanza los 2.600 millones de euros que se fugan al extranjero.

    «Las argucias legales y fiscales que aplican estas plataformas digitales consiguen deslocalizar la tributación, colocando sus beneficios en paraísos fiscales. Esta indigna operativa merma gravemente nuestra balanza comercial y supone un insolidario ataque a nuestro sistema del Bienestar. No se puede seguir consintiendo este modelo de digitalización extractiva, que empobrece a la ciudadanía y a las personas trabajadoras y que otorga una injusta ventaja competitiva en comparación con aquellas empresas que abonan sus impuestos aquí», indica el comunicado.

    Por ello, UGT exigió a los 137 países que se comprometieron a aplicar un tipo mínimo de sociedades del 15% en el seno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), a aprobarlo ya de forma definitiva.