Destacado:

    Sol, ‘días de la cebolla’ y temperaturas al alza durante la Semana Santa

    Por el 3 abril, 2023

    – Lluvias débiles en el sur de Andalucía, el Mediterráneo y Canarias

    – Más de 25 grados solo en el suroeste peninsular

    MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

    La Semana Santa transcurrirá en la mayor parte de España con cielos mayormente despejados y temperaturas al alza, aunque con un notorio contraste térmico entre las máximas y las mínimas -con lo que se esperan ‘días de la cebolla’-, y las lluvias serán débiles primero en el sur y el este peninsular, así como Baleares, y después en el nordeste. También lloverá en Canarias.

    «El tiempo se presenta estable durante toda la Semana Santa en la mayor parte del país. La probabilidad de lluvias es baja y queda restringida en la primera mitad de la semana a puntos del sur de Andalucía, tercio oriental peninsular y Baleares, y durante la segunda mitad de la semana afectarán más al noroeste. Pero, en general, en caso de que se produzcan, las precipitaciones serán débiles y dispersas. También lloverá en el norte de las islas Canarias más montañosas», según Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

    Las temperaturas experimentarán un progresivo ascenso durante la semana. «Las madrugadas serán frías, incluso con heladas en algunas zonas, pero el ambiente será templado en las horas centrales del día», indicó Del Campo.

    La predicción de la Aemet, recogida por Servimedia, señala que las temperaturas superarán los 25 grados únicamente en el suroeste peninsular y los termómetros marcarán al menos 30 el viernes en Sevilla (30), el sábado en Sevilla (32), Córdoba (31) y Badajoz (30), y el domingo en Córdoba (32), Huelva (31) y Málaga (30).

    Durante la Semana Santa se esperan ‘días de la cebolla’ -esto es, con mucha diferencia entre la temperatura diurna y la nocturna, lo que obliga a ponerse o quitarse capas de ropa, según el momento- será de 20 grados o más en capitales como Badajoz, Burgos, Córdoba, Cuenca, Granada, León, Logroño, Palencia, Pamplona, Soria, Teruel, Valladolid, Vitoria y Zamora.

    LUNES

    Este lunes será un día sobre todo soleado, si bien nevará en el Pirineo y puede aparecer algún chubasco débil en Cataluña y Baleares.

    El viento soplará fuerte en el nordeste peninsular y las temperaturas subirán, salvo en la costa mediterránea, donde descenderán.

    MARTES

    La presencia de una DANA (depresión aislada en niveles altos) en el entorno del golfo de Cádiz confiere incertidumbre al pronóstico del martes. En general, seguirán los cielos poco nubosos en la mayor parte de España, aunque las nubes irán en aumento en el sur peninsular.

    Quizás también te interese:  Europa impulsa la accesibilidad en el transporte y el turismo de sus ciudades

    En principio, la probabilidad de lluvias es baja, pero no se puede descartar algún chaparrón débil y disperso en el extremo sur de Andalucía, el sureste de Castilla-La Mancha, la Comunidad Valenciana y Baleares. Las precipitaciones serán más probables en Canarias, sobre todo en el norte de las islas más montañosas.

    Las temperaturas bajarán en Canarias y subirán sobre todo de noche en la península, salvo en el área mediterránea, aunque continuarán las heladas de madrugada en zonas del interior. Por ejemplo, Teruel puede bajar hasta -3 grados. A primeras horas de la tarde se superarán los 20 grados en amplias zonas de la península e incluso los 25 grados en el valle del Guadalquivir.

    MIÉRCOLES

    El miércoles será una jornada muy tranquila, aunque de nuevo habrá algunas nubes en Andalucía y en Murcia, sin descartar algún chubasco disperso por allí, al igual que en Melilla. «No es descartable que alguno de estos chaparrones vaya acompañado de barro, pues entrará polvo en suspensión procedente del norte de África, que dará lugar a calima», precisó Del Campo.

    En el resto del país, cielos más despejados, salvo en Canarias, donde las nubes serán abundantes y habrá lluvias y chubascos en el norte de las islas.

    Seguirán las heladas nocturnas en puntos del interior de la mitad norte, pero las temperaturas diurnas subirán. «Habrá un marcado contraste entre lo que indiquen los termómetros a primeras horas de la mañana y lo que marquen en las horas centrales del día. Se superarán en esas horas centrales del día los 20 grados en amplias zonas del país e incluso en puntos del valle del Guadalquivir, como la ciudad de Sevilla, se podrá llegar hasta los 28 grados», añadió Del Campo.

    JUEVES

    La DANA se alejará este Jueves Santo hacia el sur, con lo que ese día predominará el tiempo estable y anticiclónico en todo el país, cielos en general poco dudosos, aunque podrían formarse algunas nubes en puntos del interior por la tarde. «No esperamos precipitaciones, salvo en el norte de las islas Canarias más montañosas, aunque ya será más débiles que en días previos», indicó Del Campo.

    Las temperaturas subirán y se reducirá la extensión de las heladas. Habrá más de 20 grados a primeras horas de la tarde en casi todo el país e incluso se rozarán los 28 a 30 grados en ciudades como Badajoz, Córdoba o Sevilla.

    Quizás también te interese:  Asesoría de expertos sobre cómo hacer dinero en línea

    «A orillas del Mediterráneo, por efecto de las brisas, los termómetros quedarán en valores un poco más bajos, entre 18 y 20 grados a primeras horas de la tarde, con un mar que todavía está algo frío para bañarse. Por ejemplo, la temperatura del agua y estará en torno a los 16 a 18 grados en el sur del Mediterráneo y en el Atlántico andaluz, entre 14 y 16 grados en el norte del Mediterráneo, y entre 12 a 14 grados en el Cantábrico y Atlántico gallego. Valores que seguirán vigentes durante los días restantes. En Canarias el agua del mar estará un poquito más templada y alcanzará valores entre 18 y 20 grados», explicó Del Campo.

    VIERNES

    Este Viernes Santo podría aumentar la inestabilidad en el nordeste de la península, sin descartar algunas lluvias en el Cantábrico oriental, Pirineos, Cataluña, sur del Sistema Ibérico y Baleares.

    Además, nevaría en los Pirineos por encima de unos 1.000 metros. El resto del país tendrá cielos poco nubosos y las temperaturas bajarían por el norte y seguirían subiendo por el sur.

    A PARTIR DEL SÁBADO

    La incertidumbre en el pronóstico aumenta a partir del sábado. No obstante, parece que persistirá la probabilidad de precipitaciones en el nordeste peninsular y Baleares, con precipitaciones que, en general, serán en forma de chubascos chaparrones y de carácter disperso.

    Parece más probable que aumente la inestabilidad en Canarias a partir del sábado, con lluvias sobre todo el domingo y el lunes.

    «Las temperaturas en este tramo final de la Semana Santa seguirán subiendo y continuará la marcada diferencia entre la noche y el día. Continuarán las heladas en puntos del interior de la mitad norte y ya se superarán los 20 grados en prácticamente todo el país, incluyendo la costa mediterránea, e incluso se rozarán los 30 grados en el valle del Guadalquivir», concluyó Del Campo.