Elegir vacaciones que garanticen el distanciamiento social, la mejor manera de protegerse

Por el 5 junio, 2020

A estas alturas del año lo normal hubiese sido que la amplia mayoría de los españoles ya tuvieran planificada sus vacaciones y, sin embargo, las circunstancias actuales han motivado que esto no sea así debido a múltiples motivos.

Mientras que unos aguardan a las medidas tomadas por los gobiernos de los distintos países, especialmente aquellos que no conciben las vacaciones sin salir al extranjero, otros lo hacen por simple precaución. Y es que, pese a que la nueva normalidad está ahí, lo cierto es que continúan siendo muchos los que tienen miedo a un contagio que podría acabar teniendo las peores de las consecuencias.

Pero ya sea por uno u otro motivo, lo cierto es que frente a otro tipo de turismo en el que predominaban los lugares abarrotados y urbanitas hoy se impone un turismo más aislado, en el que la unidad familiar o grupo de amigos se presentan como los únicos ocupantes de un alojamiento, motivo por el cual se impone frente a los alojamientos tradicionales, los rurales, así como cualquier otro que garantice la distancia social, como es el caso de las vacaciones en barco, que permiten disfrutar del maravilloso mar sin necesidad de pisar ningún arenal plagado de gente.

Y es que, si ya antes muchos se decantaban por alquilar un barco, con o sin tripulación, para disfrutar de unas vacaciones distintas y exclusivas que los acercaba a países y culturas de un modo particular, ahora el alquiler de barcos se posiciona como una de las opciones más demandadas por todos aquellos que sin renunciar a la naturaleza, el sol y la mar, desean mantener el distanciamiento social así como descubrir nuevos parajes que sin duda permanecerán en sus retinas durante largo tiempo.

Las largas semanas que la población se ha visto obligada a pasar en sus hogares no han hecho sino modificar las tendencias turísticas de unos españoles cada vez más acostumbrados a atravesar fronteras olvidándose de lo mucho que tiene que ofrecer un país que cada año se superaba en número de turistas extranjeros.

El turismo nacional, que garantice el aislamiento social y el contacto con la naturaleza gana terreno entre los nativos españoles, haciendo que camping, casas rurales, y también los barcos de alquiler se hayan visto desbordados por la demanda.

Y es que, no se debe olvidar que las vacaciones de verano son, además de la mejor manera de recargar las pilas para continuar con más fuerza, una de las pocas cosas que permite desconectar de los largos y duros meses de trabajo e invierno.

Renunciar a las vacaciones sería pues, además de un craso error, un duro golpe del que costaría trabajo recuperarse.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la pregunta de seguridad: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies