5 cosas que descubrirás subiendo a bordo del Flamsbana train

Por el 10 noviembre, 2015

Ante todo, ¿qué es el Flamsbana train? Pues nada más y nada menos que uno de los trenes más bellos de todo el planeta. Subiéndote a bordo de sus cabinas podrás recorrer un pedacito de Noruega. Pero no cualquiera, no. Uno de los más empinados del mundo ya que más del 85% de su trayecto cuenta con una pendiente del 5.5%.

Sin lugar a dudas, más allá de estar viajando sobre las vías, algo ya de por sí bucólico, estarás descubriendo una de las partes naturales más bellas de este país nórdico, algo que, complementado con un crucero por los fiordos, te dejará más que enamorado de todo lo que esconden sus fronteras.

Cinco cosas que descubrirás durante el recorrido

Es sencillo poder acceder a este trayecto. El Flam Train forma parte de las vías que también comunican con Oslo y Bergen, con lo que acceder a su itinerario es sencillo si eres turista puesto que ya te encontrarás en alguna de estas ciudades o te dirigirás a ellas.

La población de Flam se encuentra situada a los pies del fiordo más profundo y el segundo más largo del mundo: el Sognefjord. Casi nada, ¿verdad? Si buscas los mejores paisajes de Noruega, sin duda estarás frente a alguno de ellos ya que este enclave está rodeado de montañas, cascadas y vegetación.

El muelle de Flam es uno de los más famosos por los muchos cruceros que parten desde aquí a descubrir algunos de los fiordos más famosos del país, por lo que si te decides a visitar esta localidad, podrás también disfrutar de este plan.

Es la ubicación perfecta, también, para disfrutar al máximo de algunos deportes al aire libre como el senderismo o incluso, si eres atrevido y sabes controlar bien la bicicleta, podrás aventurarte por la Rallar Road, una de las rutas más célebres en Europa que une Finse con Flam en una recorrido de unas seis horas.

Aprovecha tu estancia y planea una excursión para conocer una de las iglesias de madera más famosas e históricas de esta zona de Europa: la iglesia de Undredal. Es, sin duda alguna, una de las joyas de esta parte del país y de la zona de los fiordos. Pese a que es un templo pequeño, alberga en su interior curiosos objetos medievales como la misma campana o la pila bautismal.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la pregunta de seguridad: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies