Viajar con un perro de asistencia

Por el 5 agosto, 2022

Por suerte, cada vez hay menos barreras para todo tipo de viajeros. Hoy, los viajeros con ciertas discapacidades pueden planificar sus viajes sin problema gracias a la accesibilidad de establecimientos, museos y demás puntos de interés turístico.

De hecho, una de las ventajas que pueden tener es disponer de la asistencia de uno de los perros adiestrados para ayudarles en su día a día y que cada vez es más habitual ver también desplazándose geográficamente para disfrutar de días de relax y turismo.

El País Vasco es uno de los destinos que se ha preocupado sobremanera por la accesibilidad en su territorio. Ciudades como Vitoria, con su trazado medieval, incorporó rampas mecánicas y ascensor que pueden ayudar a moverse por el casco antiguo sin problema a las personas que necesiten transitar en silla de ruedas con sus mascotas de acompañamiento.

En Bilbao, un paseo por la ribera de la Ría de Bilbao para acceder también al Museo Guggenheim o la posibilidad de disfrutar de una ruta por la costa en sillas todoterreno para poder explorar las playas o acantilados puede ser un plan único que dé paso a conocer una de las ciudades que ha sabido adaptarse desde la industrialización hasta la modernidad actual sin olvidar ese toque histórico que cuenta, desde su casco antiguo, cuál es la personalidad de la ciudad.

Para las mascotas, este tipo de planes es genial por la agilidad de sus rutas. Disfrutar de la naturaleza junto con las personas a las que asisten en ciudades y entornos frescos es clave para garantizar también su bienestar. Este tipo de animales adiestrados ayudan con tareas como el vestirse, abrir o cerrar puertas y cajones, tocar timbres o pedir asistencia e incluso a tirar de la silla en distancias no muy largas si fuera necesario ayudar a salir a su dueño de algún pequeño atolladero.

De hecho, no está de más, en este caso, buscar vía web centros veterinarios especializados que puedan darles asistencia en caso de necesitarlo durante el viaje.

Siguiendo un viaje por el País Vasco en estas condiciones, es imposible no pensar en llegar hasta San Sebastián, una de las ciudades que mayor proyección tiene a nivel internacional gracias en gran parte a los numerosos festivales que se celebran durante el año y que unen la cultura con Euskadi. Poder disfrutar de los mismos paseos por los que han transitado los principales actores o disfrutar de la vista de la única Playa de la Concha es solo el principio de lo que tiene que ofrecer la ciudad.

Una de las escapadas que más suele gustar es la subida al Monte Igueldo en su funicular para disfrutar de las vistas desde allí del Golfo de Vizcaya.

Sin duda, todo esto apetece pero, si hay algo que destaca en las ciudades y localidades vascas es la oferta gastronómica que conquista a los paladares más exigentes no solo a través de la tradición de los pintxos sino en mesas y restaurantes donde la calidad de los ingredientes y las recetas más tradicionales pueden ser degustadas.

Un recorrido único que, junto con el perro adiestrado, está pensado solo para disfrutar.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies