Destacado:

    “No vengo a ligar, vengo a viajar”

    Por el 9 mayo, 2024

    En las últimas décadas, el aumento del número de viajes anual e  incluso los récords post pandemia han dejado a la vista que viajar ya no es ese clásico escapar  de la rutina, sino la búsqueda de un beneficio mayor, que se relaciona no solo con la salud física,  sino también mental, que genera tanto la planificación de un viaje como su realización. 

    En este contexto en el que los viajes se convierten en una de las prioridades de muchas personas,  los viajes single o Solo Travel son una tendencia en alza. Los motivos son tan diversos como el  hecho de no tener contactos que compartan la misma pasión por ver mundo o la dificultad para  viajar con amigos o familiares en fechas y destino deseados, además de la búsqueda de una  mayor libertad.  

    Sin embargo, este tipo de viaje también ha generado interpretaciones equivocadas. La idea de  que los viajes singles en grupo estaban destinados a personas solteras que querían conocer a su  media naranja durante una escapada fue y sigue siendo un bulo que algunas agencias buscan  desmentir. Un viaje single, según la directora de Gruppit, Marta Soto, “es un viaje donde todos  los géneros tienen cabida y donde el principal objetivo es que las personas que quieran viajar  no dejen de hacerlo por miedo o por no tener con quién embarcarse”.  

    Diferentes momentos vitales de cada persona, motor de los viajes en grupo 

    El bienestar es uno de los mayores pilares en cuya búsqueda se fundamenta la comunidad de  viajeros que ha ido tejiendo Gruppit con los años. Y es que, aunque muchos se acercan a la  experiencia con cautela y con muchos miedos al principio, sin saber muy bien dónde viajar,  pero con muchos cuestionamientos no solo personales, sino sobre el funcionamiento de la  agencia, está demostrado que la mayoría de ellos repite. 

    Es el caso de Montse Martínez, que en 2009 se lanzó a hacer un viaje a Vietnam con Gruppit y,  desde entonces, no ha parado. “Me gusta mucho viajar, pero en aquel momento no tenía  personas cercanas que coincidiesen conmigo en mis gustos, así que me decidí a apuntarme a un  viaje grupal. Aunque al principio siempre da un poco de miedo y de respeto, siempre te sientes  acompañado y con la seguridad de que están ahí para lo que necesites”. 

    Quizás también te interese:  Travelgenio cumple 4 años con éxito

    Según Marta Soto, directora de Gruppit, “A muchos de los que se acercan por primera vez a  conocernos les da miedo dedicar sus únicas vacaciones a viajar a un lugar que no conocen sin saber si la compañía será de su gusto. Por eso nos preguntan mucho sobre la edad del grupo, el  porcentaje de mujeres y hombres en este, de qué parte de España son y cómo funcionan  nuestros viajes”.  

    Y es que todos los viajeros que se acercan a esta agencia de viajes tienen algo en común: no  quieren dejar de hacer cosas por no hacerlas solos. Multitud de estudios científicos se han  encargado en los últimos años de probar que los viajes, e incluso la perspectiva de ellos,  aumenta la felicidad notablemente, y que conocer nuevas culturas hace que se exploren nuevas  formas de creatividad. Está comprobado que la reducción del estrés y la ansiedad, además de la  regulación de las emociones, son algunos de los factores clave que empujan a los viajeros a  volver a repetir la experiencia. 

    Mujeres alrededor de los 50, mayoría en los viajes en grupo 

    No hay duda de qué género es el que copa los mayores porcentajes en los viajes en solitario.  España se sitúa en el top de la lista de mujeres que se animan a viajar solas. Los datos de los  últimos años afirman que el 65% de las reservas en agencias especializadas en viajes para singles son realizadas por mujeres. Entre los detonantes se encuentran el empoderamiento, la  independencia financiera y el deseo de desconectar de la rutina y vivir nuevas experiencias. 

    En los viajes grupales que organiza la agencia de viajes Gruppit, las mujeres siempre han sido  mayoría. Aun así, en los últimos años se ha dado un aumento significativo, acentuado sobre  todo tras la pandemia. Inicialmente, los grupos estaban compuestos por un 60% de mujeres y  un 40% de hombres, pero actualmente son ellas las que han incrementado en un 10-15% su  presencia en los Solo Travel.  

    Es más, estos porcentajes sufren variables dependiendo de la tipología de viaje. Mientras los  más lúdicos, de playa o de componente social son los más elegidos por los hombres, llegando  a suponer hasta un 40% del grupo, las mujeres prefieren las escapadas culturales, llegando  incluso a componer el 90% del grueso de los asistentes. 

    Quizás también te interese:  Roadtrips, la tendencia que llegó para quedarse

    En cuanto a la edad, tal y como explica Marta Soto, directora de Gruppit, “nuestro target era de  los 35 a los 50 o 55 años cuando iniciamos este proyecto. Sin embargo, ahora suelen ser  mayores de 40 y, en su mayoría, de 45 a 50. Es por eso que nos gusta decir que nuestros clientes  han crecido con nosotros, pues tenemos un índice de repetidores de casi el 70%”.