Destacado:

    Merchandising para Hoteles, cómo sacarle partido

    Por el 16 marzo, 2023

    El merchandaising es una de las técnicas publicitarias que mejor ha funcionado siempre en la mente del consumidor. El hecho de llevar un producto que le recuerde una marca, un establecimiento o incluso un destino hace que esté presente en su día a día sin apenas darse cuenta, pero consiguiendo que no se olvide.

    Una vez los responsables de marketing corporativo vieron la efectividad de este tipo de producto, apostaron por llevarlo a productos que fueran de verdad útiles. Así, al principio de su moda, los bolígrafos, mecheros, llaveros y gorras fueron lo que más se vio en las primeras ferias, aunque hoy en día, el merchandasing es mucho más sofisticado. Solo hace falta darse un paseo por cualquier calle concurrida o, incluso, por las playas, para entenderlo.

    ¿Qué tipo de productos pueden funcionar bien como merchandising para hoteles?

    Aunque hasta hace no mucho lo más habitual era llevarse un bolígrafo de los que dejaban en las habitaciones, junto con una pequeña libreta que llevaban el logo y nombre del establecimiento, cada vez hay más opciones a la hora de seleccionar productos que puedan personalizarse.

    Una de las últimas tendencias pasa por las bolsas de tela. Las denominadas tote bags han sido el gran descubrimiento del marketing porque sobre ellas es sencillo plasmar un mensaje, un logo, un nombre o incluso una ilustración que sirva de inspiración.

    La ventaja de este tipo de producto para marketing tiene que ver con su utilidad. Cuando es necesario llevar ciertas cosas a la playa, al gimnasio o incluso a una cita con amigos, es perfecto para poder transportarlo y luego guardarlo en el bolso. Su versatilidad es tal que sirve para ir a hacer la compra pero también para llevar un regalo en una bolsa que no sea de plástico.

    Reutilizable, sostenible y disponible para diseñarse con distintos colores y acabados, tiene el tamaño perfecto para que se cuente con ella en el día a día.

    ¿Quién no ha necesitado una bolsa extra con los regalos de última hora cuando sale de un hotel? De ahí que sea uno de los regalos más útiles que puede hacer el establecimiento a sus huéspedes, que se llevarán el obsequio con un ánimo muy positivo y, cada vez que lo vean, recordarán los días de estancia.

    Quizás también te interese:  Conoce el Parador de Turismo de Ronda en Málaga

    Además, es el mejor altavoz porque cuando un producto de merchandising es utilizado, hace visible la marca allá por donde va y una bolsa, en cualquier calle nacional o internacional pondrá el nombre del hotel en la mente de quien se cruce con su portador.

    Sin duda, una de las opciones más acertadas, ya sea en bolsas con o sin cremallera, de yute, con bolsa para guardarlas, plegable o incluso shopper. Sea cual sea el modelo que se elija será un acierto por sus posibilidades de uso.

    Además, dependiendo del tipo de modelo seleccionado, se puede incrementar la superficie de tintado, ofreciendo diseños personalizados de lo más originales que servirán también para hablar del carácter de quienes la regala como marca, como establecimiento y como mensaje. Una promesa de estar ahí siempre que quieran repetir y recomendar a sus allegados.