El viaje post lotería

Por el 24 diciembre, 2014

Desde hace semanas, los compañeros de Upitravel teníamos la esperanza de ganar el Gordo del Sorteo de Navidad y ya teníamos en mente el viaje que haríamos.

Después de ponernos de acuerdo, decidimos que no hay lugar en la faz de la tierra mejor que Las Vegas para celebrar algo a lo grande…y la ocasión lo merecía.

Qué habríamos hecho para llegar a Las Vegas

Lo primero que habríamos hecho es buscar los vuelos que nos llevaran a todos hasta el Aeropuerto Internacional Mc Carran, la principal puerta de entrada a Las Vegas y donde ya, nada más desembarcar, empieza la aventura ya que en su terminal tienes el primer casino donde empezar a tentar (aún más), la suerte.

Para trasladarnos hasta el hotel, habríamos elegido un Hummer Limousina, que la verdad es que desde la tranquilidad de un premio ganado, nos habría supuesto un gasto de unos 175 dólares.

El hotel era uno de los dilemas que teníamos. ¿Nos decidiríamos por el lujo de The Venetian, con sus canales e incluso su capilla sixtina? ¿Apostaríamos por el Luxor para estar en uno de los más emblemáticos e históricos de toda la ciudad cual faraones? ¿Preferiríamos el Excalibur para estar en un castillo medieval cual Arturo y sus secuaces? ¿Tiraríamos la casa por la ventana para alojarnos en el hotel más caro del mundo en cuanto a construcción se refiere y acabaríamos en el Bellagio?

Desde luego teníamos una cosa muy clara, tenía que ser un viaje único y que nunca olvidáramos, así que cualquiera hubiera sido la elección perfecta.

Más allá de meternos en sus casinos para pasar una noche divertida probando suerte en sus mesas y tragaperras, también queríamos aprovechar y ver a David Copperfield en directo en uno de sus espectáculos de magia, eso sí, en primera fila a ver si veíamos alguno de sus trucos, aunque no sería lo único que querríamos ver ya que nos han hablado más que bien del espectáculo Le Rêve, así que como estábamos para gastar, a esto también habríamos sumado, seguro, algún concierto de los que ofertan los hoteles con nombres de primera categoría.

Y ya que estamos, y no sabemos si vamos a volver, el Gran Cañón sería otra de nuestras citas, pero no sólo a pie, sino también a aire, alquilando los servicios de una avioneta que nos hubiera sobrevolado este territorio para tener una clara idea de cómo se ven las cosas a vista de pájaro. De hecho por unos 204 dólares es algo más que posible.

Pero no nos olvidemos de una de las cosas más importantes…¡nos casaríamos vestidos de Elvis y Marilyn! No podríamos viajar con nuestras parejas y no aprovechar la ocasión para hacer algo de película.

¿Sólo Las Vegas?

Esa era la gran pregunta. Ya que habíamos cruzado el charco, no íbamos a quedarnos sólo en Las Vegas…a tan sólo unas horitas de vuelo, nos esperaba Nueva York, pero ese ya es otro viaje que algún día os contaremos.

¿Qué habríais hecho vosotros? Nosotros, después de seguir con la misma cuenta bancaria, casi que aprovecharemos y pasaremos estas fechas con los nuestros porque si, la familia es lo más importante.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la pregunta de seguridad: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies