Kevin Mancojo: “lo positivo atrae a lo positivo y hasta ahora me ha funcionado así”

Por el 27 junio, 2016

Llegamos a su canal de Youtube y nos dejó con la boca abierta. Kevin es vitalidad, es una sonrisa pegada a la cara, es ganas de disfrutar al máximo de cada segundo…y ganas de viajar. Y es superación.

Si hay algo que le diferencia del resto es precisamente ese positivismo y esa forma de contar las cosas de forma que contagia buen rollo.

Él es su mejor escaparate y se define en su web como “Una mente inquieta y curiosa, llena de dudas y preguntas que, a veces logra las respuestas y otras, las busca hasta no poder más. Posiblemente, lo suficientemente terco como para romper muros (en todos los sentidos). Soy de los que observa antes que solo ver. Hablo bastante, pero escucho aún más”.

A través de las redes, ha abierto su ventana al gran público, y nosotros, queríamos saber más de él. En cuanto le conozcas, le seguirás, te lo podemos asegurar.

Tu lema de vida es “Nunca dejes de sonreír”, ¿hasta qué punto el humor es necesario en la vida?

Desde bien pequeño he sido un niño con una sonrisa pegada a su cara y nunca he tenido problemas. Es más, fui aprendiendo a saber reírme de mí mismo y, aunque muchas personas al principio no se atrevían a reírse por respeto o miedo a mi reacción, siempre han terminado por unirse a mi humor. Realmente es mi esencia y creo que todo el mundo debería tomarse las cosas con más humor, al menos cuando la situación lo requiera.

Hiciste un año de Teleco y luego probaste con muchos palos como la comunicación, radio, televisión local y marketing…hasta llegar a los viajes. ¿Es esta tu verdadera pasión?

Sí, los viajes son mi pasión y si pudiera combinarlos con mis charlas de motivación sería ideal. Ya hubo una ocasión en la que tuve que ir a Segovia para dar una ponencia y aquella experiencia fue perfecta ya que tras mi charla busqué un hueco para darme una vuelta y descubrir lugares nuevos. Una mezcla que me gustaría disfrutar más a menudo.

Gracias a formar parte de la Fundación Rafapuede se te abrió el pasaporte y viajas cada vez más, ¿qué aportan los viajes en tu vida?

Estoy muy agradecido con la Fundación, fue una oportunidad que me abrió muchas puertas y desde entonces no he parado.

Con respecto a lo que aportan los viajes en mi vida creo que hay una frase que lo resume bastante bien y es la siguiente: “Viajar alimenta el alma”. Los viajes son una fuente de nutrientes para nuestro ser que nos van haciendo crecer personalmente, y en algunos casos, hasta profesionalmente.

A lo largo de mis viajes he ido conociendo a personas de todas las edades, países y culturas y he compartido opiniones y reflexiones. Con algunas he coincido, con otras no, pero de todas ellas he aprendido algo. De repente te encuentras con alguien que tiene una forma de ver la vida totalmente distinta a la tuya y te hace reflexionar sobre muchas cosas que nunca antes te habías planteado, ¡esa sensación me encanta!

De las redes sociales, parece que tu favorita es Youtube, ¿qué tiene ésta que no las otras?

En Youtube todo es muy visual, todo lo que hago se puede ver y creo que eso, en mi caso, es esencial. Además, es una plataforma en la que tienes mucha libertad; creas vídeos a tu antojo, hasta donde llegue tu imaginación. También vi que era una bonita forma de transmitir emociones y de motivar a las personas.

¿Dónde has tenido la oportunidad de viajar hasta ahora y cuál de todos los destinos nos recomendarías?

Dentro de España he tenido la oportunidad de viajar a Galicia, allí tengo familia tanto en La Coruña como cerca de Pontevedra. El norte es un lugar que quiero explorar a fondo porque de allí me llevo bonitos recuerdos. También me he recorrido gran parte de Madrid, de pequeño íbamos a muchos museos y exposiciones y en estos últimos meses he ido por diferentes proyectos pero siempre sacaba tiempo para caminar sin rumbo por la capital. En otras ocasiones me invitaron a algunos viajes a Segovia, Granada, Almagro (Castilla La Mancha) y Valencia (las figuras de las fallas son una maravilla cuando las tienes delante).

Sin embargo, fuera de España no he salido tanto, aunque ganas no me faltan. Alemania la estoy recorriendo cada vez que voy a ver a mi hermano. Ya he descubierto lugares nuevos en Heidelberg (una de las ciudades más históricas). Y he pisado Frankfurt, la ciudad de las salchichas. También estuve en Francia, allí fui a Carcassone y a París.

Es difícil tener que recomendar alguno de estos lugares, cada uno tiene su encanto, pero si tuviera que elegir uno sería Heidelberg. Me parece una maravilla su situación geográfica (es un valle precioso).

Si tuvieras que elegir tú un destino, cualquiera, para viajar por tu cuenta, ¿cuál sería?

Me resulta imposible escoger un solo destino. Llevo desde hace unos dos años queriendo ir al Tíbet o un lugar parecido en el que se respire la calma, se sienta la naturaleza y se viva en equilibrio.

El otro destino sería Etiopía. Creo que todo ser humano debería visitar un lugar así y aprender a valorar las cosas y que se puede ser feliz con un simple palo.

Dices ser un gran fan de Da Vinci, ¿cuál de todos sus inventos es tu favorito y cómo podría cambiarte la vida?

Las máquinas voladoras, sin duda alguna. En aquella época no se concebía la idea de que una persona pudiera volar y él, tan convencido de sus principios, consiguió nadar a contracorriente.

Con esos inventos consiguió cambiarnos a todos la vida, hizo posible la idea de volar y actualmente podemos coger un avión y visitar otro país.

Una de las frases que tienes en tu blog es “Si uno no encaja en el mundo en que nació, entonces nació para crear un mundo nuevo.” ¿Has conseguido crear tu mundo?

Estoy en ello. Creo que poco a poco lo estoy construyendo. Apenas hace tres años estaba sin saber qué hacer con mi vida y actualmente estoy metido en diferentes proyectos, creando vídeos, dando ponencias… Son tantas cosas las que quiero abarcar que me cuesta sacar tiempo para todas. Y encima son cosas que me gustan y que me hacen feliz. Como dije antes, me falta combinar mis charlas con los viajes y con Youtube y mi mundo estaría muy definido.

Cuando se piensa en grandes viajeros, no se piensa en limitaciones. ¿Te has encontrado con alguna?

Sí, hay una que realmente es un fastidio, las monedas. No puedo coger un puñado de monedas y encima siempre tengo que tener un punto de apoyo para poder sacarlas del monedero. Cuando tengo que sacar un billete de metro en una de las máquinas por ejemplo no soy capaz de rebuscar en la cartera, sacar las monedas de una en una y echarlas en la ranura. Pero al final siempre se consigue. Aprendí a ponerle solución a este tipo de cosas. Lo que tengo claro es que no me puedo privar de algo solo por mis limitaciones.

Uno de tus últimos viajes ha sido a Alemania de visita ¿qué nos recomiendas en ese país?

Visitar una ciudad grande y con mucha población, creo que eso es suficiente. Me di cuenta en esta última ocasión que cuando llegas a un lugar tan grande empiezas a ver y escuchar personas de distintos países. Llegó un momento en el que yo ya no sabía qué idioma estaba escuchando, si alemán, turco, español, inglés, italiano, polaco…

Si pudieras pedir un deseo, cerrar los ojos, y aparecer en cualquier rincón del mundo para vivir una temporada, ¿cuál sería ese lugar y por qué?

Los Ángeles, California. Desde hace ya un par de años tengo ganas de aquel lugar y supongo que se debe a que conozco aquello gracias a los vídeos de otros youtubers y a los vídeojuegos. Visualizo muchos lugares en mi cabeza y cuando veo en televisión o en algún otro medio alguna imagen de Los Ángeles empiezo a revisar mi memoria y pienso dónde está exactamente ese sitio. Además, tiene un clima parecido al lugar en el que vivo, algo que valoro mucho.

No te frena nada ni nadie y ves el lado positivo a todo, ¿cómo beneficia eso a tu día a día y en tus viajes?

Tengo la filosofía de que lo positivo atrae a lo positivo y hasta ahora me ha funcionado así. Ese aura optimista que transmito a los demás les ha impulsado a querer ayudarme o invitarme a formar parte de proyectos y yo tan encantado de la vida, siempre me ha gustado colaborar con las personas. Esa actitud abre muchísimas puertas, una de ellas, la de viajar, como ha sucedido con la Fundación RafaPuede.

Para disfrutar viajando…¿qué hace falta?

Esto es muy subjetivo. Hay personas que necesitan a alguien afín con su personalidad para disfrutar mejor del viaje. En mi caso no me hace falta nadie, yo termino haciendo amigos en cualquier lugar. Y desde mi punto de vista, lo que más importa para disfrutar de un viaje es querer hacerlo de verdad y tener interés por lo nuevo, sin miedo a los cambios y a los planes improvisados. Y lo más importante, hacer más caso a la intuición.

¿Existe alguna barrera en tu vida?

Complicada pregunta… Supongo que si lo tengo que pensar mucho es que no. Pero creo que se debe al hecho de afrontar todas y cada una de las barreras que se me cruzan. A lo largo de los años he ido aprendiendo a enfrentarme a situaciones complicadas y cada vez las resuelvo con más rapidez y más facilidad.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la pregunta de seguridad: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies