Escapada otoñal a Málaga en 5 rincones

Por el 21 Septiembre, 2016

Cuando pensamos en Málaga lo hacemos en su costa, sus playas, su verano y su vida estival. Sin embargo, es también un rincón espectacular para visitar cuando el calor ha dado paso a unas temperaturas que, sin ser las invernales, son mucho más agradables para los paseos, el turismo y el disfrute de una tierra que vio nacer a uno de los grandes iconos internacionales de nuestro país: Picasso.

Pasear por sus soleadas calles es siempre un placer al que sucumbir y hoy queremos recomendaros, en cinco rincones, el que planeeis una escapada durante este otoño.

Aquí van las razones

1. La Alcazaba: hablamos aquí de un palacio fortaleza que regenta la ciudad y muestra parte de su pasado árabe. Situado en el Monte Gibralfaro, las vistas tanto del monumento como desde el monumento son únicas para cualquiera que pierda los minutos necesarios en contemplar Málaga, su originalidad y su alma. De hecho, su aire defensivo y su conservación han convertido la Alcazaba en uno de los monumentos de este tipo más importantes de nuestro país.

2. Teatro romano: volviendo a los orígenes. Así podríamos denominar lo que supone una visita a la Hispania Romana que representa en este territorio. De hecho, su descubrimiento bajo la Casa de la Cultura no data de hace mucho, sino que es visible tras las excavaciones que comenzaron a mediados del siglo pasado. Un rincón, junto con su Centro de Interpretación, único para poder entender a un pueblo que marcó la personalidad de la Península Ibérica.

3. La Catedral: no hay ciudad andaluza que se precie que no muestre lo mejor de su tradición religiosa, de su Semana Santa y de su fervor a través de las capillas, iglesias y catedrales de sus ciudades. Y Málaga no iba a ser menos. Nuestra Señora de la Encarnación fue construida sobre restos de una mezquita, algo que la hace también única y aún más interesante si cabe para ver cómo se conjugaron los estilos. Finalizada en el siglo XVIII, no se puede dejar de echar una mirada a cada uno de sus detalles arquitectónicos.

4. La Costa del Sol: vale, puede que no sea el mejor momento para venirse arriba y bañarse en sus playas, aunque lo cierto es que tanto durante el otoño como la primavera, esta zona española regala días dignos de ser disfrutados a remojo. Nada mejor que estos rincones para además, disfrutar de algunos de los alojamientos más emblemáticos de la zona, donde cada año en verano se cuelga el cartel de lleno, pero que durante estos meses pueden ofrecerte un descanso único como es el caso de holidaypolinesia. Pasear por la arena de las playas y disfrutar del ocio de esta zona costera marcará la diferencia.

5. Fundación Picasso: como decíamos antes, esta tierra vio nacer a uno de los genios plásticos con más proyección internacional y no puedes dejar de visitar su Museo Casa Natal, donde se encuentran algunos de los trabajos de este pintor y donde comprenderás mucho mejor cuáles fueron sus principales inspiraciones para conseguir traspasar las fronteras del tiempo y de los movimientos artísticos.

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la pregunta de seguridad: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando das tu consentimiento y aceptas nuestra política de cookies. Para más información visita este enlace

ACEPTAR
Aviso de cookies